Tecnología 'low-code'

Veritran aterriza en España con su plataforma de software para crear aplicaciones en tiempo récord

Abre sede en Barcelona para expandirse hacia Europa. Apuesta por la tecnología 'low-code', que moverá 21.200 millones en 2022, según Forrester

Una mujer trabaja con la plataforma de Veritran para crear aplicaciones.
Una mujer trabaja con la plataforma de Veritran para crear aplicaciones.

La multinacional tecnológica argentina Veritran desembarca en España, desde donde apalancará su expansión hacia el resto de Europa y ayudará a las empresas a este lado del Atlántico en su transformación digital. La firma, fundada en 2005, ofrece a las compañías una plataforma de software low-code que permite crear aplicaciones digitales de negocio en tiempo récord y sin necesidad de contar con programadores.

El low-code se ha convertido, según numerosos analistas, en una tecnología muy prometedora a medida que las empresas buscan acelerar su digitalización y automatización, sobre todo tras la pandemia por Covid-19, que ha obligado a muchas compañías a cambiar rápidamente su forma de operar. Según un artículo reciente en Forbes, las empresas con plataformas de low-code han podido en el complicado escenario actual crear en pocos días aplicaciones para manejar cambios en la gestión de su cadena de suministro o para sus operaciones de trabajo remoto, entre otras.

“Se aseguraron agilidad y flexibilidad en tiempos de incertidumbre y cambios drásticos”, añadía el artículo, que apuntaba que el futuro del software empresarial ha comenzado a alejarse de la idea de que hay que proporcionar tantas funcionalidades como sea posible desde el inicio para cubrir múltiples necesidades a un modelo de plataforma ágil con herramientas que permitan a las empresas personalizar y crear aplicaciones según sus propias necesidades para automatizar procesos rápidamente.

“Nuestra plataforma acelera y simplifica la construcción de aplicaciones de front end, aquellas que están del lado del usuario. Y permite hacerlo en semanas y sin escribir una sola línea de código, porque damos herramientas de construcción para ello y la plataforma automatiza todo el proceso”, explica a CincoDías Marcelo Fondacaro, director de operaciones de Veritran.

El directivo pone un símil para explicar la ventaja que ofrece su plataforma. “Igual que una persona no tiene que ser programadora para utilizar PowerPoint y hacer una presentación, con nuestra herramienta Veritran Studio lo que permitimos es construir aplicaciones como si fuera un PowerPoint. No necesitas programadores, sí gente que conozca el negocio, los procesos”, señala.

Actualmente, su plataforma low-code es utilizada por más de 50 bancos, entre ellos el BBVA en Colombia, alcanzando a más de 20 millones de usuarios que ejecutan de forma segura más de 20.000 millones de transacciones anuales.

La compañía, que cuenta con unos 300 empleados a nivel global y oficinas en Argentina, Chile, Colombia, México y EE UU, se ha centrado durante todo este tiempo en el sector financiero, pero ahora abre su plataforma a todas las industrias. “La necesidad de transformación digital se ha convertido hoy en una cuestión de supervivencia para muchos sectores. Todos piensan en ser 100% digital, y ahí nosotros podemos ayudarles”, continúa Fondacaro.

El ejecutivo asegura estar “entusiasmado” con la llegada de su empresa a España y Europa “donde creemos que podemos aportar nuestra experiencia y soluciones de valor”.

Según la empresa de análisis Forrester, el gasto en tecnología low-code alcanzará los 21.200 millones de dólares en 2022, aunque la predicción se hizo antes de que ocurriera el brote por el coronavirus, lo que hace pensar que la cifra podría llegar a ser mayor.

Veritran ofrece a sus clientes un servicio de consultoría, “para entender sus necesidades y acompañarle en la construcción de sus canales digitales”, y un marketplace, basado en un modelo 100% en suscripción, donde cuentan con diferentes aliados tecnológicos y da acceso a cientos de componentes y servicios listos para usar.

El Covid-19 impulsa su negocio

El director de operaciones de Veritran asegura que eligieron Barcelona y España para arrancar su negocio europeo porque “ambas son vistas como hubs de desarrollo importantes en todo lo que tiene que ver con la tecnología. Aquí podemos encontrar talento para impulsar nuestro negocio”, dice. El directivo no descarta que más adelante tengan que abrir otras oficinas en Alemania o Francia o en algún país del Este.

La firma ha financiado su expansión a Europa con recursos propios. “De momento, no hemos hecho rondas de financiación ni hemos dado entrada a ningún fondo de capital riesgo”, dice Marcelo Fondacaro. La firma no da datos sobre su facturación. Solo apunta que el Covid ha impulsado su actividad en los últimos meses y que en 2019 sus ingresos crecieron un 40% interanual.

Normas
Entra en El País para participar