Paradores provisiona 7,4 millones en dos años para acelerar las jubilaciones

La cifra representa un tercio del beneficio obtenido en 2018 y 2019. El 42% de la plantilla de la empresa pública supera los 50 años

Oscar López, presidente-consejero delegado de Paradores
Oscar López, presidente-consejero delegado de Paradores

Paradores de España quiere rejuvenecer una plantilla envejecida y para ello está dispuesto a gastar una cantidad importante de fondos. En las cuentas correspondientes a 2019, depositadas recientemente en el Registro Mercantil, la empresa reconoce que ha provisionado 7,4 millones de euros en los dos últimos años para hacer frente al plan de rejuvenecimiento que pretende aplicar durante tres ejercicios (de 2018 a 2020). Esa cifra representa cerca de un tercio del beneficio obtenido entre 2018 y 2019 (26 millones de euros) y es una muestra del interés de la entidad por acelerar las salidas del personal más antiguo.

A 31 de diciembre de 2019, Paradores contaba con una plantilla de 4.865 trabajadores, de los que un 42% estaban por encima de los 50 años. En los cinco tramos de edad en que divide a sus empleados había 605 que tenían entre 20 y 29 años (un 12% del total), 960 entre 30 y 39 años (un 20%); 1.259 entre 40 y 49 años (un 26%); 1.352 entre 50 y 59 años (un 28%); y 689 igual o mayores a 60 años (un 14%). Cifras y porcentajes muy similares a los del cierre de 2018, que muestran que el plan de rejuvenecimiento no ha contado con una buena acogida entre los trabajadores, al menos en su primer año.

La empresa estructuró ese plan en torno a dos posibilidades. La primera era una jubilación parcial al 75%, mediante la que se concedía un tiempo sin prestación de servicio en función de la antigüedad del trabajador, que en cualquier caso no podía exceder los seis meses. La segunda era una jubilación anticipada, a través de la que se concedía un premio al trabajador que optara por ella, siempre y cuando renunciara de forma expresa al retiro parcial. De los 7,4 millones de euros que ha provisionado para el plan de rejuvenecimiento, 4,9 millones corresponden al pago de salarios y cotizaciones a la Seguridad Social previstos entre 2020 y 2024 y otros 2,4 millones están anotados como remuneraciones pendientes.

Jornada reducida

El retiro de sus empleados más antiguos no es el único concepto que ha requerido una provisión por parte de Paradores. La empresa pública ha tenido que consignar otros 5,3 millones de euros como consecuencia del cambio de jornada aplicado entre los empleados públicos, pasando de 40 a 37,5 horas de trabajo a la semana en 2018. Los empleados de Paradores realizaron una media de 40 horas semanales en 2019 y están siendo compensados a lo largo de este año por ese exceso de tiempo trabajado.

Las cuentas de 2019 en Paradores muestran cifras contradictorias en cuanto a la evolución del negocio. Por un lado, la cifra neta de facturación se incrementó un 3,1% pasando de 252,7 a 260,6 millones, gracias a la buena evolución de las ventas, impulsadas por las aperturas de establecimientos que estuvieron cerrados por reforma en 2018. Sin embargo, esa buena evolución de las ventas no se reflejó en el beneficio.

Energía y personal

El ebitda se situó en 30,3 millones, con un descenso del 15% (5,2 millones de euros menos) respecto al obtenido doce meses antes. La empresa pública achaca ese retroceso al incremento del precio de la energía, al aumento de los costes de personal, con motivo de la aplicación del incremento salarial aprobado en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 y de la provisión de 5,3 millones contemplada para hacer frente a la compensación por la reducción de 40 a 37,5 horas de la jornada semanal de los empleados públicos. Paradores subraya que el canon que pagó por la explotación de los establecimientos (96 en todo el territorio nacional) fue de 3,5 millones de euros, de los que 3 millones correspondieron a una cuota fija, mientras que el variable equivalía al 3% del resultado final de 2018.

Una elevada brecha salarial con los directivos

Remuneraciones. El acuerdo salarial firmado en 2018 con Hacienda para incrementar en Paradores los salarios un 8% en tres años limitó el crecimiento del resultado, que se quedó en 10,6 millones en 2019 frente a los 15,1 millones de 2018. Una de las partidas que más pesó en ese ajuste fue el gasto de personal que se incremento en 10,4 millones de euros hasta los 130,6 millones de euros. Pese a ello, los empleados de Paradores siempre se han quejado del bajo nivel de las remuneraciones, que cerraron 2019 con una media de 21.882 euros brutos al año. De hecho, los sueldos de los trabajadores por debajo de 39 años no llegan a ese nivel medio.

Directivos. El sueldo medio de los directivos de Paradores es de 68.962 euros brutos al año, el triple que la media de empleados.

Normas
Entra en El País para participar