Telefónica diseña un nuevo plan estratégico para su filial de ingeniería de seguridad

La división eleva sus ingresos un 10% con el avance de Chile y Perú

Busca apoyarse en la ‘joint venture’ con Prosegur en el ámbito de alarmas

Telefónica diseña un nuevo plan estratégico para su filial de ingeniería de seguridad
EFE

Telefónica Ingeniería de Seguridad (TIS) se enfrenta a una nueva etapa tras haber segregado su negocio de ciberseguridad, que ha pasado a integrarse en la nueva Tech. La compañía ha planteado el desarrollo de un nuevo Plan Estratégico 2020-2022, que va a focalizar su crecimiento y rentabilidad en el segmento de la Seguridad Tecnológica, tras la separación de la actividad de ciberseguridad, según señala la filial de Telefónica en su informe anual de cuentas, remitido al registro mercantil.

En este sentido, TIS realizó durante los primeros meses de 2020 la segregación de su negocio de ciberseguridad que, en términos societarios, se convirtió en la base de la nueva Telefónica Tech Cibersecurity, primera de las filiales de Tech en iniciar las operaciones.

TIS cerró 2019 con una cifra de ingresos de 91 millones de euros, al incluir las sucursales de Ecuador y Chile, cifra que representa un crecimiento orgánico del 10,5%, según Telefónica, muy por encima de las cifras comparables del sector de seguridad global. A nivel de grupo, incluyendo las filiales de Perú y Colombia, integradas como inversiones de cartera, la cifra de negocio alcanzaría los 107 millones, un 13% más.

Los principales motores de crecimiento fueron Chile y Perú, con avances del 52% y el 25%, respectivamente. España se mantuvo con un crecimiento conjunto moderado (la matriz iguala la cifra de negocio de 2018, pero crece con sus sucursales un 10,5%), con oportunidades significativas de concreción en 2020. Entre ellas destacan el proyecto de instalación de alarmas con la joint venture de Movistar y Prosegur, las nuevas adjudicaciones en AENA y el proyecto con Navantia.

En términos de resultado de explotación (oibda), TIS registró un resultado positivo de 500.000 euros, con cifras de rentabilidad orgánica, no obtenidas desde 2016.

La empresa obtuvo por primera vez en su historia un beneficio después de impuestos superior a tres millones de euros, alcanzado tras las plusvalías generadas por la venta de su filial en Brasil. “Esta circunstancia permite a la compañía reforzar su balance patrimonial, así como reducir su nivel de deuda interna con el Grupo Telefónica, dada la generación de caja positiva aflorada en la desinversión por 15,6 millones de euros”, dice TIS.

Referente interno

La compañía ha continuado su actividad como principal referente interno del grupo a nivel de seguridad integral, aportando su experiencia y niveles de ingeniería en el diseño del Plan Global de Seguridad Interna, dirigido por el área de Seguridad e Inteligencia Corporativa del grupo.

En el ámbito de la ciberseguridad, TIS señaló que el volumen de negocio superó los 34 millones, un 47% más.

Normas
Entra en El País para participar