Salud

Los laboratorios miran a India y China para producir en masa la vacuna del Covid

AstraZeneca firma su primer acuerdo de producción en China

Novavax se alía con el gigante indio Serum para llegar a más países

La dificultad para producir miles de millones de dosis de la futura vacuna frente al Sars-Cov-2 hace que los laboratorios que están desarrollándola miren por todo el mundo buscando la capacidad para elaborarlas. Y la conclusión es clara: la gran fábrica del mundo también en medicamentos está ubicada en India y China.

 

Las compañías farmacéuticas que encuentren el remedio que genere anticuerpos necesitarán socios en distintas partes del mundo para tener la capacidad de producción a escala planetaria. Ayer se supo que el laboratorio británico AstraZeneca, asociado a la Universidad de Oxford en la investigación de una de las vacunas más avanzadas en ensayos, ha llegado a un acuerdo con Shenzhen Kangtai Biological Products, en el que es su primer pacto para producir en China y abastecer a uno de los países más poblados del mundo.

Para satisfacer la demanda del mercado en China, Shenzhen Kangtai se asegurará de obtener una capacidad de producción anual de al menos 100 millones de dosis de la inyección experimental AZD1222, que se prevé lista para finales de este año. Además, elevará la producción a 200 millones de dosis para finales de 2021.

La farmacéutica británica ha ido cerrando acuerdos de fabricación a nivel mundial para cumplir su objetivo de producir 2.000 millones de dosis. Una de esas alianzas la cerró en India, con el laboratorio Serum Institute, un gigante de producir vacunas para terceros.

Esta compañía pertenece a la familia Poonawalla, a la que la revista Forbes calcula más de 11.000 millones de dólares de fortuna. Serum produce alrededor de 1.500 millones de viales anualmente de distinto tipos de vacunas.

Precisamente, Novavax comunicó ayer que ha sellado una alianza de suministro y licencia con Serum para el desarrollo y comercialización de su vacuna. El grupo indio tendrá derechos exclusivos sobre el remedio que desarrolla esta empresa estadounidense para el mercado local y en todos los países que no sean los designados por el Banco Mundial como países de ingresos medios altos o altos.

El martes, Novavax informó de que su vacuna experimental lograba altos niveles de anticuerpos frente al Sars-Cov-2 en un pequeño ensayo clínico en etapa inicial, y que podría comenzar un gran test a final de septiembre.

Actualmente existen 26 iniciativas en ensayos con humanos, según el último documento sobre Covid-19 de la Organización Mundial de la Salud, fechado a 31 de julio. Junto a AstraZeneca y Novavax, existen otras en las últimas etapas de pruebas de compañías como Pfizer, GSK, Sanofi, Janssen o Moderna. Algunos de estos nombres son precisamente a día de hoy elementos claves en la fabricación, ya que GSK, MSD, Pfizer y Sanofi controlan el 90% del mercado mundial de vacunas.

La patronal farmacéutica mundial Ifpma ha avisado de que serán necesarias entre 12.000 y 15.000 millones de viales para cubrir a la población global, ya que en muchos casos será necesaria la inyección de una segunda dosis de refuerzo. Eso implica doblar la capacidad actual mundial de producción de todo tipo de vacunas.

Esos objetivos solo son posibles porque los fabricantes de medicamentos han acordado fabricar grandes suministros de sus vacunas incluso antes de saber si funcionan y si son aprobadas para ahorrar tiempo.

En el caso de España, no existe ninguna fábrica de antígenos para vacunas. Pero sí hay algunos ejemplos de plantas de llenado de viales. Es el caso de Rovi, que recientemente ha llegado a un acuerdo con Moderna para terminar el producto en España. También Reig Jofre tiene un planta en construcción en Barcelona y está negociando con varias multinacionales hacer el llenado de millones de dosis, tal como adelantó este diario. El Ministerio de Sanidad también contempla que en algunas fábricas de vacunas veterinarias puedan incluir el uso humano si es necesario.

Fauci echa un jarro de agua fría sobre los plazos

Anthony Fauci, el director del centro federal de enfermedades infecciosas de Estados Unidos, señaló que espera que a finales de año haya algunas decenas de millones de dosis de vacunas contra el coronavirus, aseguró en una entrevista con Reuters. Ofrece así una visión más conservadora que el Gobierno de Donald Trump, que apuntaban a cientos de millones de dosis.

Fauci concluyó que podría haber 1.000 millones de dosis disponibles para fines de 2021. El secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar, había asegurado sin embargo el mes pasado que Estados Unidos tendría cientos de millones de dosis de vacunas a principios de 2021. Hay que recordar que el 3 de noviembre se celebran elecciones presidenciales en el país.

Normas
Entra en El País para participar