Telecom Italia presiona a Oi en favor de su oferta con Telefónica y Slim

El grupo dice que hay contactos tras acabar el periodo exclusivo con Colony

Las telecos prevén presentar su oferta al CADE

Telecom Italia presiona a Oi en favor de su oferta con Telefónica y Slim
EFE

La pugna por los activos móviles de la brasileña Oi se mantiene. Luigi Gubitosi, consejero delegado de Telecom Italia, que participa en un consorcio con Telefónica y Claro (América Móvil), destacó que el periodo de exclusividad que tenía Oi con el fondo Highline do Brasil, de la gestora Digital Colony, concluyó el pasado lunes, tal y como habían pactado ambas partes, y no ha sido renovado, indicando que, una vez finalizado, los tres socios están hablando con Oi.

En un encuentro con inversores y analistas que siguió la presentación de las cuentas de Telecom Italia en el segundo trimestre, el directivo no quiso dar muchos detalles, señalando que los tres socios son compañías cotizadas. No obstante, advirtió de que Oi tendrá que identificar un candidato favorito al que conceder una exclusividad y llevar el plan a sus acreedores para que lo puedan refrendar. En su opinión, el plan debería especificar qué activos contempla, incluida la telefonía móvil, y si hay alguien que está seriamente interesado.

El ejecutivo insistió en que Oi puede obtener el precio que busca, indicando que esta primera parte del proceso debería concluir antes de final de agosto. No obstante, el CEO de Telecom Italia advirtió de que, posteriormente, habrá un largo proceso judicial, que podría extenderse hasta el cuarto trimestre de 2021.

En este sentido, cualquier operación en torno a Oi deberá ser aprobada por la autoridad de la competencia de Brasil (CADE), si bien en el caso de que fueran Telefónica, Telecom Italia y América Móvil, el análisis sería mucho más profundo, puesto que implica que las tres mayores operadoras móviles de red estarían comprando el cuarto operador.

Según han publicado distintos periódicos brasileños, las tres operadoras ya han mostrado su disposición a llevar su plan al CADE. Telefónica, Telecom Italia y América Móvil están ofreciendo 16.500 millones de reales (unos 2.700 millones de euros) por el negocio móvil de Oi, un 10% superior a la valoración establecida inicialmente por la teleco, y por encima también de la oferta de Digital Colony, con la opción de otorgar contratos a largo plazo con la compañía que pueda comprar los activos de infraestructuras de Oi.

En este sentido, Digital Colony ha presentado una oferta superior a 1.080 millones de reales por estos activos que incluyen las infraestructuras de móvil de Oi, entre los que figuran 657 torres y 225 emplazamientos interiores.

Con la compra del negocio móvil, Telefónica y sus socios estarían comprando un rival, con lo que se reduciría la competencia, además de eliminar la posibilidad de que Digital Colony impulsase el negocio de los operadores móviles virtuales desde su posición en las infraestructuras.

De todas maneras, hay más incertidumbres. Según publicó el diario brasileño Valor Económico, distintos acreedores que se oponen al plan de salida de Oi del concurso de acreedores, han amenazado con ir a los tribunales. De ser así, pondrían en peligro el actual plan de venta de activos.

Castigo en Bolsa

Mientras, Oi vuelve a sufrir castigos en los mercados. Las acciones comunes de la operadora brasileña se dejan más de un 25% desde el pasado 29 de julio, día en que alcanzaron su precio máximo de los últimos dos años, en la misma línea que los títulos preferentes. En la última quincena de julio, al calor de la posible resolución de la crisis, las acciones de la teleco habían registrado fuertes subidas.

En el mercado se está a la espera de la respuesta de Oi. A principios de semana, tras acabar el periodo de negociación exclusiva con Digital Colony, ya se comentaba que la teleco podía publicar algún hecho relevante, con la convocatoria de una asamblea de acreedores, pero no ha sido así todavía.

Interesados en la red de fibra de la operadora

Enel. La eléctrica italiana Enel, dueña de la española Endesa, también ha entrado en la venta de activos de Oi. La compañía ha presentado una oferta para adquirir la red de fibra de la teleco brasileña. Enel ya opera como distribuidora de energía eléctrica en diversos estados brasileños, entre los que figuran Sao Paulo y Río de Janeiro.

Ofertas. Según distintos medios locales, Oi ha recibido propuestas de diez interesados, entre las que figura Digital Colony con Highline, y distintos fondos de inversión de infraestructuras, entre los que figurarían Brookfield Asset Management y Canada Pension Plan Investment Board. La operación podría superar los 11.500 millones de reales (unos 1.812 millones de euros). En principio, el comprador se haría con el 51% del capital de la sociedad en la que están integrados estos activos.

Normas
Entra en El País para participar