Conferencia de presidentes

Sánchez pilotará el uso de ayudas de la UE a su llegada en primavera

El presidente anuncia la llegada de los fondos europeos desde primavera de 2021 y un reparto por proyectos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la jefa del Ejecutivo de la Rioja, Concha Andreu, anfitriona de la Conferencia de Presidentes, en el Monasterio de Yuso, en San Millán de la Cogolla (La Rioja).
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la jefa del Ejecutivo de la Rioja, Concha Andreu, anfitriona de la Conferencia de Presidentes, en el Monasterio de Yuso, en San Millán de la Cogolla (La Rioja).

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, logró reunir el viernes a todos los presidentes autonomicos del país, menos al catalán Quim Torra, en la primera Conferencia de Presidentes presencial de la era Covid, celebrada en el Monasterio de Yuso de San Millán de la Cogolla en La Rioja. Sánchez informó allí a las autonomías sobre el nuevo fondo europeo de recuperación del que España obtendrá 140.000 millones de euros, la mitad en ayudas directas. Los primeros fondos, un 10% de prefinanciación, comenzarán a recibirse en primavera de 2021, anunció Sánchez, que será quién lidere su gestión a través de una comisión interministerial.

Las regiones, les avanzó Sánchez, tendrán participación en la gestión del fondo, a través de las conferencias sectoriales, que dirigirá la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y de las próximas reuniones de presidentes, donde se pretende que el fondo de recuperación sea debate habitual. En este proceso de cogobernanza también participarán las entidades locales y un grupo de “alto nivel” que se constituirá para abordar la colaboración público-privada en los planes. En paralelo, se constituirá una unidad de seguimiento de las partidas.

Además, Sánchez avanzó que el sistema de reparto de los fondos entre las comunidades, en concreto los correspondientes al instrumento de “facilidad de recuperación y resiliencia”, funcionará “por proyectos alineados” con los ejes de transformación acordados por el Consejo Europeo, que son la digitalización, la transición ecológica, igualdad de género y cohesión social y territorial.

En concreto, Sánchez aseveró que “se evaluarán los proyectos que puedan ser tractores y propongan las comunidades, los departamentos Ministeriales y la sociedad civil”. Para todo ello, pidió “coordinación”, puesto que si cualquier proyecto seleccionado en una región tiene una incidencia de ejecución, ésta afectaría e impactaría en la ejecución del resto de proyectos existentes vinculados a ese eje”.

Sobre los plazos, Sánchez recordó que los planes de reformas e inversiones, que deberán abarcar el periodo de 2021-2023, se podrán presentar hasta el 30 de abril de 2021.

Según Sánchez, las conclusiones del Consejo Europeo establecen que habrá una prefinanciación del 10% de la contribución financiera a cada Estado, que podría efectuarse tras la aprobación del plan y la adopción del compromiso jurídico por parte de la Comisión, comenzando en la próxima primavera.

"El calendario de pagos se especificará en el acuerdo que se adopte tras el debate con el Estado Miembro. Los plazos dependen del logro de hitos y objetivos específicos, medibles, alcanzables y con plazos determinados", ha añadido. Además, ha apuntado que "la ejecución no puede ir más allá de 2023 ni para subvenciones ni préstamos" y que "los pagos correspondientes deberán efectuarse a más tardar el 31 de diciembre de 2026".

Asimismo, Sánchez ha reiterado la necesidad de trabajar para "nivelar" la "cohesión territorial" y que a la hora de combatir la pandemia del coronavirus y la crisis derivada de esta no haya "Comunidades de primera y de segunda", y que la recuperación sea "inclusiva". "Tienen que estar todas la mismo nivel, con las mismas oportunidades, porque todos merecemos esa igualdad de oportunidades", ha defendido durante la declaración institucional ante los medios de comunicación que ha ofrecido junto a la presidenta de la Rioja, Concha Andreu

Urkullu asiste a la Conferencia de Presidentes tras pactar sobre el déficit

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha acudido finalmente este viernes a la Conferencia de Presidentes que se celebra en La Rioja después de haberse alcanzado, con el Ejecutivo de España, un acuerdo sobre la senda déficit y la capacidad de endeudamiento de las instituciones vascas, que se sustanciará en la Comisión Mixta del Concierto.

Según fuentes Lehendakaritza, tras días de conversaciones y escritos entre el consejero vasco de Hacienda y la Ministra de Hacienda así como el Lehendakari, Iñigo Urkullu, y el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, "acaba de alcanzarse un acuerdo sobre la senda de déficit y capacidad endeudamiento de las Instituciones Vascas".

La fórmula, según las mismas fuentes, incluye también a las Diputaciones Forales y sustanciar en la Comisión Mixta de Concierto Económico, que se celebrará en la primera quincena de septiembre.

En el marco del acuerdo, el Gobierno Vasco y el Ejecutivo central han acordado para Euskadi un déficit del 2,6% y una deuda pública del 15,9% en 2020.

Con ese objetivo establecido, el déficit estimado que puede alcanzar Euskadi este año son aproximadamente 1.700 millones de euros, si bien es una cifra revisable en función de la coyuntura económica, según han precisado a Europa Press fuentes del Departamento de Hacienda del Gobierno vasco.

Este nivel de déficit pactado compensa la caída estimada de recaudación, que era uno los reclamaciones que había puesto sobre la mesa el Gabinete Urkullu en esta negociación.

El acuerdo estipula que, en caso de producirse un "cambio significativo" en las previsiones macroeconómicas no atribuible a decisiones discrecionales de la Comunidad Autónoma del País Vasco, podrán acordarse en la Comisión Mixta del Concierto Económico, nuevos objetivos de estabilidad presupuestaria. Junto al objetivo de déficit, se ha acordado también una deuda pública del 15,9% para 2020.

El Departamento vasco de Hacienda ha destacado como "otra de las cuestiones fundamentales del acuerdo" cerrado, la garantía de que las Diputaciones Forales "serán compensadas en la fórmula que se acuerde en la citada Comisión Mixta del Concierto, en caso de que su reducción de ingresos sea superior al remanente o superávit del que dispongan".

Este acuerdo recoge, por tanto, la posibilidad de modificaciones en función de la coyuntura económica. Precisamente, esta semana se conocía que el PIB vasco ha caído en el segundo trimestre del año un 20,1% interanual, mientras que la previsión inicial era de un 13,4%, de manera que previsiblemente en septiembre se revisarán a la baja la previsiones económicas del año.

Normas
Entra en El País para participar