Suministros hospitalarios

Prim renueva su consejo de administración y nombra presidenta a Lucía Comenge

Registró un beneficio de 3,7 millones hasta junio, un 31,7% menos, por el Covid-19

El Grupo Prim ha procedido a una amplia reorganización de su cúpula directiva. Así, en cumplimiento de los acuerdos adoptados en su reunión de 7 de mayo pasado en relación con el plan de sucesión en la cúpula del Grupo, el consejo ha aprobado la designación de Lucía Comenge y Jorge Prim como presidenta y vicepresidente, respectivamente, del consejo de administración del grupo de suministros hospitalarios.

Estos nombramientos, que se harán efectivos el próximo 7 de agosto, impulsan un importante cambio generacional con el objetivo de abrir una nueva etapa de crecimiento y modernización que sitúe la compañía a la vanguardia de las mejores prácticas y consolide los logros alcanzados.

"Se cierra así un periodo transitorio modélico, que ha servido para garantizar la continuidad de la gestión y los negocios y dar transparencia al proceso", destaca Prim.

Lucía Comenge es licenciada en Derecho por la Universidad Complutense y Università Cattolica Sacro Cuore Milan, promoción del 2010, Grado en ESADE Financial Markets. Se incorpora al mundo empresarial a través de Conde Nast, en el area de desarrollo y marketing, continuando su carrera en el sector jurídico, CMS Albiñana y Suarez de Lezo.

En 2013 se une a Rexam PLC, basada en Londres como responsable global y multisectorial en su area de RSC. Posteriormente, entra a formar parte de Ball Corporation (Madrid), donde se responsabiliza de su departamento de RSC, ampliando sus responsabilidades, al desarrollo de nuevas lineas de negocio y estrategia comercial. En este periodo, se le nombra representante de Rexam PLC y Ball Corporation dentro de diferentes asociaciones líderes en europa.

En 2019 es nombrada directora de gestión patrimonial, control de activos e inversiones en Mendibea. Ese mismo año, es nombrada consejera dominical en Prim.

Resultados

Por otro lado, la compañía cerró el primer semestre con un beneficio neto de 3,7 millones de euros y un resultado bruto operativo (Ebitda) superior a 7,1 millones, lo que supone una reducción del 31,7% y del 30,1% respectivamente.

Según ha informado el grupo de suministros hospitalarios, todas las partidas de la cuenta de resultados se han visto afectadas por la pandemia, ya que a raíz de la declaración del estado de alarma la actividad sanitaria en el país volcó todos sus recursos en atender a los enfermos de Covid-19, lo que supuso la suspensión de cualquier otra actividad no crítica.

Consecuencia de ello, las ventas del Grupo Prim, que habían tenido una evolución muy favorable durante el primer trimestre del año (+9,46%), han registrado una disminución del 10,30% en el primer semestre.

Sin embargo, a raíz del levantamiento del estado de alarma, la actividad comercial del Grupo se ha recuperado hasta cerrar el mes de junio en los niveles de ingresos del mismo mes de 2019.

Idéntica evolución ha experimentado el Ebitda, que inició el año con fuertes subidas para caer en abril a su punto más bajo e iniciar la senda de recuperación en mayo y junio.

Por su parte, el resultado de explotación cierra el semestre en 4,4 millones de euros (-44,49%), influido además por el incremento de los gastos correspondientes a los nuevos contratos de distribución captados por el Grupo, que deberán aportar crecimiento a futuro.

En el informe de gestión del primer semestre, aprobado por el consejo de administración, la empresa de suministros hospitalarios expone las medidas que ha puesto en marcha para combatir los efectos negativos del Covid-19 y proteger a todos sus grupos de interés; empleados, clientes, proveedores, subcontratistas y la sociedad en su conjunto.

Entre las actuaciones destaca el fortalecimiento de la tesorería, el apoyo financiero a clientes privados y proveedores y suministradores para contribuir al mantenimiento de los servicios, la conservación del empleo y la participación en la cadena solidaria corporativa que se ha desplegado en España a través de donaciones de equipos y puesta a disposición de los hospitales tanto de instalaciones como de recursos técnicos y humanos cualificados.

Estas actuaciones no han supuesto impacto negativo en la situación financiera del Grupo ni deterioro en los activos intangibles.

Normas
Entra en El País para participar