Electrónica

Huawei arrebata a Samsung el liderazgo en ventas de móviles por el coronavirus

Samsung ganó un 7,33% más en el segundo trimestre gracias a la división de chips

Logo de Huawei Technologies.
Logo de Huawei Technologies. REUTERS

La empresa china Huawei ha superado a la surcoreana Samsung Electronics como primer vendedor de teléfonos móviles del mundo en el segundo trimestre del año en plena pandemia del coronavirus, que desplomó la demanda mundial de teléfonos. Entre los meses de abril y junio de este año, Huawei ha enviado un total de 55,8 millones de 'smartphones', un 5% menos que su cifra en 2019, pero por encima de los 53,7 de Samsung, según el análisis de mercado realizado por el especialista Canalys.

La cifra de envíos de teléfonos Huawei fuera de China ha caído un 27% en el segundo trimestre de este año. Sin embargo, los envíos dentro del país han aumentado un 8%, donde vende más del 70% de sus teléfonos inteligentes.

La empresa china se ha visto menos afectada por la pandemia de coronavirus y las últimas cifras muestran su aumento de su dominio en el mercado doméstico, sin embargo, las sanciones estadounidenses, que limitan el acceso a aplicaciones de Google, suponen un gran lastre para la expansión internacional de Huawei. La pandemia de la Covid-19 ha sido el principal factor que ha hecho que Huawei se haya posicionado como líder en el mercado. "Si no fuera por la Covid-19, no habría sucedido", ha indicado Ben Stanton, analista senior de Canalys.

Se trata del primer trimestre en nueve años que una compañía diferente a Samsung o Apple lidera el mercado mundial de teléfonos inteligentes.

"Huawei ha aprovechado al máximo la recuperación económica china para reactivar su negocio de 'smartphones'. Samsung tiene una presencia muy pequeña en China, con menos del 1% de participación de mercado, y ha visto sus mercados principales, como Brasil, India, Estados Unidos y Europa, devastados por brotes y bloqueos posteriores", ha añadido Stanton.

Resultados de Samsung

Por su parte, el gigante surcoreano Samsung Electronics logró en el segundo trimestre un beneficio neto de 5,55 billones de wones (3.962 millones de euros), lo que supone un 7,33% interanual más gracias al impulso de su división de semiconductores.

Su beneficio bruto de operación (Ebitda) alcanzó los 7,7 billonesde wones (5.497 millones de euros), un 8,21% más que en el mismo trimestre de 2019, y su ganancia operativa fuede 8,15 billones de wones (5.818 millones de euros), un 23,48% más, detalló la compañía en un comunicado.

Sin embargo, su facturación cayó un 5,62% con respecto a hace unaño hasta quedar en 52,97 billones de wones (37.816 millones de euros).

Los datos están en línea con la previsión de resultados que Samsung Electronics publicó a principios de este mes. La empresa  consideró que "la recuperación parcial de la demanda global a partir de mayo" ayudó a suavizarlos efectos de la pandemia y que la caída en su facturación respondió principalmente a las ventas reducidas de smartphones y otros dispositivos, para los que también fabrica memorias.

Su rama de telefonía móvil, de hecho, facturó un 19,7% interanual menos, aunque la reducción de costes hizo que su beneficio operativo mejorara en un 25%. En todo caso, la división de memorias "registró una demanda robusta ligada al trabajo en remoto y la educación online ante el prolongado impacto delCovid".

La unidad de chips por sí sola logró un beneficio operativo de 5,43 billones de wones (3.876 millones de euros) entre abril y junio, casi el doble que en el mismo periodo del añoanterior.

A su vez, la rama de pantallas volvió a números negros con un beneficiooperativo de 300.000 millones de wones (214 millones de euros), aparentemente debido a la cancelación de pedidos contratadospor Apple, que los analistas creen que habría supuesto una compensaciónde unos 900 millones de dólares (unos 764 millones de euros).

Normas
Entra en El País para participar