Colonial pierde 26 millones tras depreciar el valor de sus activos

No obstante logra elevar los ingresos un 2%, hasta los 177 millones de euros

Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial (izquierda), y Juan José Brugera, presidente de la inmobiliaria.
Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial (izquierda), y Juan José Brugera, presidente de la inmobiliaria.

Colonial registró unas pérdidas de 26 millones en el primer semestre de 2020, frente a los 338 millones de beneficio del mismo periodo de 2019, debido a un deterioro del valor de los activos de unos 100 millones. No obstante, la compañía inmobiliaria destacó que el beneficio recurrente se elevó un 20% y alcanzó los 83 millones.

El valor de los activos, que se revisa cada seis meses, a cierre del primer semestre asciende a 12.164 millones de euros, con una "pequeña caída" del valor del 0,2 % respecto al semestre anterior, lo que supone un deterioro del valor de los activos de unos 100 millones, que ha impactado en el beneficio neto.

Al margen de este impacto contable, la compañía que dirige Pere Viñolas logró no obstante sortear el efecto de la crisis en su negocio, toda vez que los ingresos por las rentas de alquiler que cobra crecieron un 2%, hasta los 177 millones de euros. Por su parte, beneficio bruto de explotación (ebitda) aumentó un 5%, hasta situarse en los 165 millones.

Colonial mantiene su previsión de que la crisis apenas impactará en alrededor del 2% de sus ingresos anuales en el conjunto del año, en virtud de las negociaciones y conversaciones mantenidas con sus inquilinos.

"En contra lo que sería razonable esperar, el segundo trimestre se ha parecido mucho más al mundo precovid que al mundo postcovid", ha expresado Viñolas, que además ha pronosticado que este será un "muy buen año" para la compañía.

Asimismo, destacó la "sólida" posición que mantiene ante la crisis. Además de la "calidad" de sus activos e inquilinos, señala a su balance, con un apalancamiento del 3,6% y un colchón de liquidez de 2.488 millones euros. Además, ha señalado que los impagos han sido "prácticamente inexistentes" e inferiores al 1 % de la facturación.

En los contratos renovados en el segundo trimestre, el precio de alquiler firmado frente a la renta anterior ha crecido un 32%, mientras que el crecimiento de los precios firmados respecto a rentas de mercado a diciembre de 2019 se ha mantenido elevado en el segundo trimestre del año, alcanzado un crecimiento del 11% para todos los contratos firmados.

En concreto, en el primer trimestre del año, los contratos se firmaron un 6 % por encima de los valores de diciembre y, en el segundo trimestre, un 11%. Sin embargo, Viñolas no espera que se mantenga esta tendencia y ha previsto que, en adelante, los precios de los alquileres tiendan a una moderación.

Por otro lado, la desocupación de Colonial se mantiene en niveles del 4% y la ocupación en el 96%.

Normas
Entra en El País para participar