Telefónica y sus socios mejoran la oferta de Colony por la brasileña Oi para evitar nuevos competidores

La teleco reconoce que las condiciones son más favorables

Aseguran un mayor uso de la red de Oi a Colony, que busca la compra de las infraestructuras

Quieren evitar que Colony abra la puerta a nuevos OMV si se impone en el proceso

Telefónica y sus socios mejoran la oferta de Colony por la brasileña Oi para evitar nuevos competidores
Reuters

La puja por los activos de Oi, la cuarta operadora brasileña, envuelta en concurso de acreedores, el mayor de la historia del país, desde 2016, está en marcha. Telefónica comunicó ayer a la CNMV que su filial Telefônica Brasil ha elevado su oferta vinculante para la adquisición del negocio móvil de Oi, junto con TIM y Claro, hasta los 16.500 millones de reales brasileños (2.706 millones de euros al cambio actual).

Aunque las compañías no habían hecho público el importe de su anterior oferta, el precio mínimo para participar en la subasta por los activos de la brasileña se había fijado en 15.000 millones de reales (unos 2.435 millones de euros). La nueva oferta, que supera en un 10% el precio mínimo, se ha presentado a Bank of America, asesora de Oi.

Telefónica, TIM y Claro (filial de América Móvil) anunciaron el pasado 18 de julio que habían presentado una oferta conjunta, pero luego Oi comunicó al supervisor brasileño que Highline do Brasil, propiedad del fondo estadounidense Colony Capital, había presentado la mejor oferta económica. En ningún momento se conoció el importe de las ofertas, si bien Oi señaló que abría un periodo de negociación en exclusiva con Highline hasta el 3 de agosto con lo que se convertiría en stalking horse o primer licitador, lo que le daría la capacidad de superar cualquier oferta competidora.

Esa posibilidad es muy delicada para Telefónica y sus socios, que se movilizaron para superar la oferta de Colony. Oi confirmó en un hecho relevante que la oferta revisada tiene condiciones financieras más favorables que las previas.

No obstante, precisó que, dado tiene un acuerdo de exclusividad con Oi hasta el 3 de agosto, está evaluando las medidas que puede y debe tomar con respecto al proceso competitivo para la venta de estos activos, mientras cumple con todos los compromisos asumidos.

Evitar la prioridad

Telefónica y sus socios tratan de romper esa dinámica al irrumpir con una nueva oferta en pleno periodo de negociación en exclusiva con Colony. Tratan de evitar la prioridad de Colony en la subasta final. Esa prioridad obligaría a los tres socios a presentar una oferta inigualable por Colony para asegurarse la operación, lo que podría encarecer la compra.

Telefónica y sus socios cuentan con más capacidad financiera y de generar sinergias para acometer la compra de los activos, pero ser el primer licitador o no marca una gran diferencia.

Que Colony compre los activos móviles de Oi sería una muy mala noticia para Telefónica, Claro y TIM. Según JP Morgan, las intenciones de Highline no son convertirse en operador, pero sí vender carteras de clientes y comprar también las torres y las infraestructuras de Oi para convertirse en operador mayorista.

Eso abriría un nuevo espacio al sector de las telecos en Brasil, con un potencial florecimiento de los operadores móviles virtuales (OMV), tal y como ha sucedido en otros mercados, según el análisis de JP Morgan. Y es que Highline también ha presentado una oferta, superior a 1.070 millones de reales, para adquirir parte de la infraestructura móvil de Oi, incluyendo 657 torres y 225 emplazamientos en el interior de recintos.

Frente a eso, Telefónica, TIM y Claro estarían tratando de evitar un aumento de la competencia en el país, y por varias vertientes. En primer lugar, porque al adquirir el cuarto operador entre los tres restantes, se reduce el número de telecos de red, tal y como ha pasado en EE UU o Alemania, entre otros. Y, en segundo lugar, porque los OMV no tendrían tan fácil abrirse paso.

En el hecho relevante de ayer, Telefónica, TIM y Claro parecen buscar un acercamiento a Colony. Señalan que su propuesta contempla la posibilidad de firmar contratos a largo plazo para el uso de la infraestructura de Oi. La teleco brasileña también profundizó en este argumento.

Acreedores de Oi

Con esta propuesta, los tres socios parecen querer dar transparencia y clarificar una oferta que consideran más fácil de ejecutar, al proceder de tres operadoras que conocen bien el mercado, frente a un rival como Highline, especializado en infraestructuras y no en servicios. Es decir, estarían tratando de convencer a los acreedores de Oi, indicando que podrían ejecutar la compra con mayor rapidez.

Telefónica y sus socios afirmaron que la oferta “también aborda las necesidades financieras del Grupo Oi”, para que pueda “implementar su plan estratégico y atender a sus acreedores en el marco del Plan de Recuperación Judicial”.

Fuerte subida en Bolsa de Oi

Avances. Oi registró una fuerte subida en Bolsa tras confirmarse la nueva oferta por sus activos móviles. Las acciones preferentes llegaron a subir cerca de un 25%, y prácticamente triplican su valor desde el mínimo anual registrado en marzo. Están cotizando en sus precios más altos desde noviembre de 2018, y apuntan a que el mercado empieza a descontar una resolución favorable en el proceso a Oi, que está en concurso de acreedores desde 2016. También las acciones de TIM Brasil y Telefónica Brasil registraron avances cercanos al 3%.

Consejo. El consejo de administración de Telefónica Brasil, presidido por Eduardo Navarro, se reunió el lunes de forma telemática para estudiar la operación. Al encuentro acudieron los responsables financieros y de estrategia de la compañía. En un hecho relevante remitido a las autoridades bursátiles locales, la operadora señaló que sus consejeros de la teleco dieron el visto bueno a la presentación de la nueva oferta.

Grupo. En el caso de Telefónica, Brasil es uno de los cuatro mercados estratégicos, junto a Alemania, Reino Unido y España. Aporta en torno a un 20% de los ingresos, y lidera la aportación de número de clientes, con 93,2 millones, de los que 74,7 millones son de móvil.

Normas
Entra en El País para participar