Resultados

Tubacex cierra el primer semestre con unas pérdidas de 8,3 millones

La compañía ha indicado que estas cifras están lejos de las perspectivas que Tubacex tenía a principio de año

Un almacén de tubos de Tubacex.
Un almacén de tubos de Tubacex.

Tubacex ha cerrado el primer semestre del año con unas pérdida de 8,3 millones frente a los cinco millones de beneficio del mismo periodo del año anterior. Sus ventas han sido 282,0 millones de euros, un 12,8% menos, y su Ebitda se sitúa en 19,8 millones de euros, una caída del 40,5%.

La compañía ha dado a conocer sus resultados que vienen "marcados por una caída del mercado del 50%". En el segundo trimestre del año, las pérdidas fueron de 6,7 millones, frente a los 3,3 millones de beneficio de los mismos meses de 2019.

La cifra de ventas del primer semestre se sitúa en 282,0 millones de euros, un 12,8% menos que en el mismo periodo del año pasado, y el Ebitda en 19,8 millones de euros, un 40,5% menor.

La compañía ha indicado que estas cifras están lejos de las perspectivas que Tubacex tenía a principio de año, aunque ha destacado que, incluso en un entorno "tan desfavorable como el actual", consigue mantener resultados operativos positivos.

Según ha apuntado, eso ha sido posible gracias a la diversificación geográfica y de producto, así como al "rápido" plan de acción puesto en marcha con un "ajuste pormenorizado" de los costes en todos los niveles. El grupo ha destacado que su "sólida" estructura financiera permite garantizar la solvencia del Grupo "en el medio y largo plazo".

La compañía ha recordado que, ante la situación global de recesión y con el objetivo de adecuar los niveles de actividad del grupo a este escenario, se ha anunciado recientemente un plan de reestructuración que afectará aproximadamente al 20% de la plantilla que, unido a otras medidas de ajuste puestas en marcha, permitirá reducir los costes de la compañía en aproximadamente 25 millones para 2021.

El grupo ha asegurado que, en relación al segundo semestre el año, se hace imposible predecir cuál va a ser la evolución de la actividad mundial y, ante esta situación, Tubacex se marca como objetivo fundamental "la no destrucción de caja a nivel operativo, con el mantenimiento de un flujo de caja igual a cero y manteniendo la deuda financiera neta en niveles similares a los de años anteriores".

"El potencial de crecimiento y de creación de valor de Tubacex permanece intacto, a la espera de que esta situación pase y podamos poner en valor los esfuerzos y mejoras realizadas en los últimos años", ha afirmado el CEO de Tubacex, Jesús Esmorís.

Normas
Entra en El País para participar