Operaciones

Telefónica, TIM y Claro suben su oferta por Oi hasta 2.706 millones para dominar el móvil en Brasil

Responden a la oferta presentada por el fondo Colony Capital

El precio mínimo para participar en la subasta fue fijado en 2.435 millones

Fotografía de archivo de la compañía telefónica Oi en Río de Janeiro (Brasil).
Fotografía de archivo de la compañía telefónica Oi en Río de Janeiro (Brasil). EFE

Aumenta la puja por los activos móviles de Oi, la cuarta operadora brasileña, envuelta en concurso de acreedores, el mayor de la historia del país, desde 2016. Telefónica ha informado a la CNMV de que su filial Telefônica Brasil ha revisado su oferta vinculante para la adquisición del negocio móvil del Grupo Oi, junto con TIM y Claro, por valor de 16.500 millones de reales brasileños (2.706 millones de euros).

Aunque las compañías no hicieron público el importe de su anterior oferta, el precio mínimo para participar en la subasta por los activos de la brasileña fue fijado en 15.000 millones de reales, unos 2.435 millones de euros. La nueva oferta se ha presentado a Bank of America Merrill Lynch, que actúa como entidad asesora de Oi.

Telefónica, TIM y Claro (filial de América Móvil) anunciaron el pasado 18 de julio que habían presentado una oferta conjunta para hacerse con Oi y trascendió que esa propuesta no era la única. Posteriormente, Oi comunicó al supervisor brasileño que Highline do Brasil, propiedad del fondo estadounidense Colony Capital, era la que había presentado la mejor oferta económica, por lo que superaba la realizada por Telefónica, TIM y Claro. En ningún momento se conoció el monto de las ofertas, si bien Oi señaló que habría periodo de negociación en exclusiva con Highline do Brasil, hasta el 3 de agosto, que podría ser extendido.

El anuncio de Oi provocó un fuerte castigo en Bolsa para las acciones de Telefónica, Telefónica Brasil, TIM y América Móvil.

Highline también ha presentado una oferta, superior a 1.070 millones de reales para adquirir parte de la infraestructura móvil de Oi, incluyendo 657 torres y 225 emplazamientos en el interior de distintos edificios y recintos.

Infraestructuras

En este sentido, Telefónica ha precisado en un hecho relevante remitido a la CNMV que la propuesta conjunta contempla la posibilidad de firmar contratos a largo plazo para el uso de la infraestructura del Grupo Oi.

Asimismo, la propuesta está sujeta a "ciertas condiciones", especialmente en relación a su selección como “stalking horse” (“primer licitador”), lo que les permitirá "garantizar el derecho de realizar una oferta más elevada que la mejor oferta entre las otras ofertas presentadas" en el proceso competitivo de venta del negocio móvil del Grupo Oi.

La presentación de la oferta revisada de Telefónica y sus socios "reafirma el interés de la compañía en relación con la adquisición del negocio móvil del Grupo Oi", asegura la compañía española. También refleja el "interés en contribuir al continuo desarrollo de la telefonía móvil en el país, considerando la amplia experiencia que posee en el sector de las telecomunicaciones y el profundo conocimiento del mercado brasileño".

 Telefónica asegura que la oferta conjunta, si es aceptada y en caso de que sea la vencedora, "reportará beneficios a sus accionistas, acelerando el crecimiento y generando eficiencias a sus clientes".

La compañía considera asimismo que la oferta "también aborda las necesidades financieras del Grupo Oi", para que pueda "implementar su plan estratégico y atender a sus acreedores en el marco del Plan de Recuperación Judicial".

El consejo de administración de Telefónica Brasil, presidido por Eduardo Navarro, se reunió ayer de forma telemática para estudiar la operación. Al encuentro acudieron los responsables financieros y de estrategia de la compañía. En un hecho relevante remitido a las autoridades bursátiles locales, la operadora señala que sus consejeros de la teleco dieron el visto bueno a la presentación de la nueva oferta revisada, autorizando a los directivos a ejecutarla.

La oferta presentada por Telefónica, TIM y Claro supone un movimiento que, si se materializa, supondrá la absorción de la cuarta operadora, Oi, por parte de los tres primeros grupos de telefonía móvil. Oi cuenta con cerca de 36,7 millones de clientes de móvil.

En el caso del grupo español, Brasil es uno de los cuatro mercados estratégicos, junto a Alemania, Reino Unido y la propia España. La división aporta en torno a un 20% de los ingresos (ha caído levemente en los últimos años como consecuencia de la depreciación del real frente al euro por el impacto de la crisis), y lidera la aportación de número de clientes, con un total de 93,2 millones, de los que 74,7 millones corresponden a la telefonía móvil.

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar