El 75% de las empresas no anticipó el impacto del Covid-19, según BDO

La pandemia pone de manifiesto la vulnerabilidad de las cadenas de suministro

Alfonso Osorio, presidente de BDO en España.
Alfonso Osorio, presidente de BDO en España.

La mayoría de las empresas españolas, el 75%, cree que su plan de contingencia no anticipó muchos de los desafíos que encontraron durante la pandemia.

En este contexto, el 48% considera que el impacto del Covid-19 ha sido “muy grave”, frente al 39% de la media europea. Así se desprende el estudio que ha realizado BDO entre 244 compañías líderes de su sector en ocho países de Europa (España, Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Noruega y Reino Unido).

La consultora ha realizado el estudio con el fin de averiguar qué medidas inmediatas han adoptado la compañías para reaccionar ante la pandemia de coronavirus y, sobre todo, para saber cómo han cambiado sus aspiraciones estratégicas y prioridades operativas para los próximos meses.

“Con un cambio sin precedentes en un periodo tan corto de tiempo, hemos sido capaces, a través de este estudio, de conocer la actual visión de los líderes europeos. Hemos identificado variaciones en la práctica sobre los planes de negocio en el corto plazo para poder sobrevivir ahora, y mantener un crecimiento sostenido en el largo plazo, una vez la crisis sanitaria se supere”, explica el presidente de BDO en España, Alfonso Osorio.

El informe, denominado European survey: combating the crisis with business resilience, resalta que el impacto del coronavirus ha sido “muy duro” para las empresas europeas y que el apoyo de los gobiernos ha sido “esencial” para poder mantener su actividad, pese a que el 20% de los negocios han continuado operando con normalidad.

Según la consultora, en España, más del 68% de los encuestados considera que las perspectivas económicas empeorarán en los próximos seis meses, en comparación con el 55% a nivel global.

En cuanto a las previsiones de crecimiento, se han normalizado, pasando de una destacada progresión (20%) a la resiliencia y reducción de los costes (21%).

“El Covid-19 también ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de las cadenas de suministro para el 45% de los encuestados en empresas de Europa. La crisis ha provocado un replanteamiento de los modelos de negocio y la necesidad de cambios significativos y las nuevas formas de trabajo se mantendrán a largo plazo, al menos en parte”, argumenta Osorio.

De su lado, según BDO, el 56% de las compañías afirma que seguirá ofreciendo un cierto grado de trabajo en remoto.

 

Normas
Entra en El País para participar