Automoción

CIE rompe una racha de 25 trimestres al alza, pero gana 58 millones netos

Recorte de plantilla de 4.000 trabajadores en el semestre

Jesús María Herrera, consejero delegado de CIE Automotive.
Jesús María Herrera, consejero delegado de CIE Automotive.

El desplome de las matriculaciones que vivieron algunos mercados a finales de 2019 se extendió luego a todos los países por el Covid-19, con la consiguiente repercusión en la actividad de las marcas de automoción y de sus proveedores.

Esta cadena también ha alcanzado a CIE. El fabricante de componentes para vehículos ha roto una racha histórica de 25 trimestres consecutivos al alza en resultados. Pero sus beneficios al cierre de la primera parte del año son notables. Ganó 58,3 millones netos, un 61,15 % menos, con un desplome de las ventas del 29 %, al contabilizar 1.208 millones. Otro indicador clave, el Ebitda (beneficio bruto de explotación), se redujo a la mitad, hasta 153,5 millones.

CIE siempre se ha adaptado rápidamente a los ciclos del sector de automoción. Por este motivo ha reducido su plantilla internacional en 4.000 trabajadores en el primer semestre, sobre todo por la no renovación de contratos temporales, la mayoría de ellos en India. Al cierre de la primera mitad del año cuenta con 24.000 empleados.

El impacto de la pandemia en sus cuentas se observa en el segundo trimestre, con el parón industrial y el confinamiento en muchos países. CIE registró de abril a junio unas pérdidas de 14,5 millones, un apunte en números rojos que resulta extraño en su balance. Sus anteriores resultados negativos se remontan a la crisis que se desató en 2008. El Ebitda también fue negativo, en este caso en 13,2 millones.

El grupo operó en abril al 20 % de su capacidad industrial y en mayo al 35 %. En junio ya remontó hasta el 60 %. No hay cambios en la política de dividendos y de compra de acciones propias por su capacidad de generación de caja positiva (64,2 millones al cierre del primer semestre). La reserva de liquidez alcanza los 1.130 millones.

La deuda financiera neta (DFN) crece un 16,83 %, por encima de los 1.778 millones. Equivale a 3,91 veces el Ebitda.

Desde CIE destacan que lo peor de la crisis actual ya ha pasado. Su consejero delegado, Jesús María Herrera, ha destacado "lo meritorio" del nivel de rentabilidad del grupo cuando el mercado arrastra una caída del 40 % en lo que va de año (el retroceso ha sido del 60 % en el segundo trimestre).

Herrera augura un segundo semestre mejor en ventas y en márgenes. Continuará con el desapalancamiento y con la retribución al accionista, ha garantizado.

Normas
Entra en El País para participar