Restauración

La CNMV multa a Telepizza con 150.000 euros por mentir en la dimisión de Marcos de Quinto

El regulador considera que la empresa hizo abuso de información privilegiada

Marcos de Quinto, exconsejero de Telepizza.
Marcos de Quinto, exconsejero de Telepizza.

El 'caso De Quinto' se salda con una multa a Telepizza de 150.000 euros por una "infracción grave". La CNMV atribuye a la compañía haber infringido las normas de abuso de mercado, en concreto las de uso de la información privilegiada, por cómo informó de la dimisión de Marcos de Quinto como consejero de la empresa.

De Quinto, que acababa de abandonar su puesto como alto directivo de Coca-Cola a nivel mundial, abandonó en 2018 el cargo de consejero del grupo de distribución solo unos meses después de su nombramiento. Y apenas unos días después de que la empresa firmase un acuerdo de distribución con su principal rival, Pizza Hut.

El hecho relevante en el que informaba del abandono del ejecutivo, que unos meses después recalaría en las filas de Ciudadanos para abandonar el partido y el Congreso en mayo, saldaba las razones de la dimisión con un "por motivos personales". En el mercado bullía la idea que De Quinto abandonaba el consejo por diferencias con la dirección y por no respaldar el acuerdo con Pizza Hut.

Tanto es así que la CNMV no se dio por satisfecha. Y abrió un expediente a la compañía que se salda con la multa que publica el BOE este jueves.

Telepizza, tal y como publicó este periódico, fue cambiando la versión de los motivos de la renuncia de De Quinto. Primero admitió en el informe de Gobierno Corporativo que esos motivos personales eran "entender no ser él la persona más indicada para gestionar una operación respecto a la que había manifestado sus dudas y haberse encontrado en una situación incómoda en el consejo por su discrepancia con el resto de los consejeros" y aludía a una carta en que explicaba esos motivos.

Después remodeló, a petición del propio regulador, ese documento para ampliar las explicaciones. La empresa publicó el hilo de emails del consejero coordinador con De Quinto, en el que se traslucía que el ejecutivo había dado el visto bueno a que esas fueran las explicaciones que apareciesen en el comunicado remitido a la CNMV fuesen esos "motivos personales".

Marcos de Quinto, contactado por este periódico, afirma que no tiene intención de iniciar ningún tipo de acción legal contra la compañía tras la publicación de la sanción de la CNMV. Sí argumenta la gravedad de que la compañía, tras su voto en contra del acuerdo con Pizza Hut y su posterior dimisión, repitió la votación en un consejo de urgencia para tener la unanimidad de este organismo.

Normas
Entra en El País para participar