Cellnex amplía capital en 4.000 millones mientras prepara nuevas compras por hasta 11.000 millones

Coloca las acciones a 39,45 euros, con un descuento del 25% sobre TERP

La empresa ya aumentó capital en 2019 por 3.700 millones

Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex.
Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex.

Cellnex vuelve a sacudir al mercado. La compañía ha comunicado que su consejo de administración de Cellnex ha acordado llevar a cabo un aumento de capital mediante aportaciones dinerarias y con reconocimiento del derecho de suscripción preferente de los accionistas de la sociedad por un importe de casi 4.000 millones de euros. El objetivo es reforzar los recursos para acometer nuevas adquisiciones en el mercado europeo.

En un hecho relevante remitido a la CNMV, la empresa explica que el importe efectivo total del aumento de capital ascenderá a un total de hasta 3.999.525.423 euros, o el importe que resulte, en su caso, en el supuesto de suscripción incompleta. “El aumento de capital se realizará a un tipo de emisión unitario de 39,45 euros mediante la emisión y puesta en circulación de 101.382.140 acciones ordinarias de la sociedad de 0,25 euros de valor nominal cada una.

Cellnex señala que cada acción de la sociedad actualmente en circulación otorgará el derecho a recibir un derecho de suscripción preferente y serán necesarios 19 derechos de suscripción preferente para suscribir cinco títulos nuevos. El tipo de emisión supone un descuento de 25% sobre TERP (theoretical ex-rights price), esto es, 52,66 euros por cada acción, tomando como referencia el precio de cotización al cierre de mercado de hoy de 56,14 euros. La acción ha cedido este miércoles un 1,61%, sesión que ha cerrado antes de que la compañía comunicase la multimillonaria ampliación de capital.

Cellnes ha reiterado que el aumento de capital tiene por finalidad reforzar sus recursos propios, de cara a financiar la expansión de su portfolio de infraestructuras de manera coherente con su estrategia de crecimiento a través de adquisiciones. La empresa mantiene en la actualidad un acceso a liquidez inmediata por un importe cercano a 4.000 millones de euros, tras cerrar la compra de las torres de Arqiva por algo más de 2.000 millones.

La compañía explica que está analizando activamente ciertas oportunidades de mercado, incluyendo algunas transformacionales (transacciones que implican una combinación de activos u otras oportunidades de negocio de transformación con grandes mobile network operators que implican la aportación de más de 15.000 emplazamientos en una sola transacción, en la que Cellnex podría adquirir estas infraestructuras a cambio de dinero en efectivo y/o de la emisión de nuevas acciones para pago en especie, en diferentes etapas por un tamaño agregado estimado de aproximadamente hasta 11.000 millones de euros, basado en el enterprise value, asumiendo la adquisición del 100% de los objetivos relevantes e incluyendo los programas de build-to-suit o el despliegue de iniciativas adicionales.

Cellnex ya realizó dos ampliaciones de capital en 2019, por un importe conjunto de 3.700 millones de euros: una de 1.200 millones en primavera y otra de 2.500 millones en otoño. “En ambos casos, la demanda superó ampliamente la oferta y acudieron la práctica totalidad de los titulares de derechos de suscripción preferente”, precisa la compañía.

Ambos movimientos estuvieron dirigidos a captar recursos para financiar, entre otras, las adquisiciones de torres de Iliad y Salt en Francia, Italia y Suiza; las de Arqiva en Reino Unido (cerrada hace pocos días); Cignal en Irlanda; Omtel y NOS Towering en Portugal; y Orange en España, entre otras.

Pese a estas ampliaciones de capital, la acción de Cellnex ha sido la mejor del Ibex 35 en los últimos tiempos. Así, tras doblar valor en 2019, se ha revalorizado cerca de un 50% en 2020, alcanzando un máximo histórico por encima de los 58 euros. De hecho, Cellnex ha alcanzado una capitalización bursátil superior a 22.000 millones de euros en los últimos días, que situaban al grupo como quinto mejor valor del Ibex 35, solo por detrás de Inditex, Iberdrola, Santander y Endesa.

“Reforzar los recursos propios de la compañía permitirá contar con una mayor fortaleza para financiar este crecimiento al tiempo que se analizan nuevas oportunidades”, ha señalado el consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez, quien ha añadido que “más allá de los acuerdos cerrados en 2019 y los primeros seis meses de 2020, seguimos analizando activamente oportunidades de crecimiento”. El directivo ha indicado que el objetivo es consolidar y ampliar nuestra posición en los ocho países en los que la compañía está presente “sin dejar de estar atentos a proyectos que puedan surgir en otros mercados europeos”.

A su vez, el presidente de Cellnex, Franco Bernabè, ha destacado el apoyo del consejo a una estrategia de crecimiento sostenido que, en algo más de cinco años desde la salida a Bolsa, ha llevado a la compañía a extender sus operaciones a ocho países en Europa, multiplicar por cuatro su tamaño y ocupar una posición de claro liderazgo europeo entre los operadores de infraestructuras de telecomunicaciones. Bajo estos parámetros, la empresa cuenta con una cartera de 61.000 emplazamientos de telefonía móvil, una vez que se cierren los procesos actualmente en marcha, con una cartera de contratos a largo plazo o backlog de 47.000 millones de euros.

Bernabè ha recordado que Cellnex ha anunciado desde la salida a Bolsa, en la primavera de 2015, inversiones y compromisos de inversión por valor de aproximadamente 14.100 millones de euros. “La compañía cuenta con un portafolio de proyectos que nos permite pensar que este proceso de crecimiento tendrá continuidad, manteniendo el atractivo e interés de los inversores y accionistas en un proyecto que desde mayo de 2015 ha reportado un retorno total para el accionista superior al 300%”, ha indicado.

El 19% del capital se compromete a acudir a la ampliación

En su comunicación a la CNMV, Cellnex señala que está previsto que determinados accionistas, consejeros y miembros de la alta dirección se comprometan a suscribir hasta el 19% de las acciones nuevas.

En este caso, la compañía destaca que la operación ha recibido el apoyo del consejo de administración, pero no precisa cuál será la aportación de los accionistas de referencia, la familia Benetton y los fondos soberanos de Abu Dabi y Singapur, ADIA y GIC, que están presentes en el citado órgano de gestión o que se van a incorporar.

Estos inversores acordaron hace pocas semanas romper ConnecT, el vehículo de inversión que agrupaba sus participaciones, y que en su conjunto sumaban el 29,9% del capital. Estos accionistas justificaron su decisión en que al separar las participaciones tenían una mayor flexibilidad para acudir a un posible aumento de capital, sin estar obligados a suscribir las acciones a las que esa presencia les obligaba.

Cuando entraron en Cellnex en 2018, los Benetton, ADIA y GIC se comprometieron a aportar 1.500 millones de euros de forma conjunta en las ampliaciones de capital que la compañía pudiese hacer para financiar el crecimiento. Con los aumentos realizados hasta ahora, habrían aportado algo más de 1.100 millones.

En la actualidad, los Benetton, a través de Edizionen cuenta ahora con un 16,45% del capital, GIC controla el 7,03% y ADIA el 6,97%.

Blackrock, que en la junta de accionistas de ayer recibió el agradecimiento de Franco Bernabè por su confianza en el proyecto posee un 4,97% del capital; Criteria es titular de un 5%, Wellington Management Group de un 4,27%, Canada Pension Plan Investment de un 3,15%, y Capital Group, de un 3,02%.

Normas
Entra en El País para participar