Recesión

Los fondos activistas presionan a las empresas para desinvertir por el Covid

El 96% de estos inversores pide vender los activos menos rentables, según una encuesta de EY

Los fondos activistas presionan a las empresas para desinvertir por el Covid

La eclosión del Covid-19 ha trastocado los planes de todas las empresas. Los temidos inversores activistas, de hecho, ya han recogido el guante y envían sus propuestas a las empresas. Entre ellas emerge la necesidad de desprenderse de sus activos menos productivos en los próximos 12 meses, que es defendida por el 96% de los encuestados.

Este tipo de operaciones se conocen en el mercado como carve-outs. Y son una de las medidas favoritas de los fondos activistas. Más en periodos de incertidumbre económica como el actual. Por ejemplo, Amber Capital ha recomendado a Suez desprenderse de Agbar y conseguir así unos 3.000 millones.

El porcentaje de los fondos activistas que piden ventas de cativos imporductivos durante los próximos 12 meses ha pasado en un unos meses del 64% al 98%. Lo que es más, el porcentaje de los que reclaman que estas desinversiones se realicen en seis meses ha pasado del 36% anterior a la crisis al 84% actual. Las peticiones de los activistas se complementan con comunicar mejor a los satkeholders (partes involucradas) cómo planean generar valor para la compañía y mitigar los riesgos. Prevén, además, un incremento del activismo en los próximos meses.

Esto se desprende de un estudio publicado por EY. Se basa en una encuesta realizada a 1.010 ejecutivos y 25 inversores activistas de todo el mundo en los meses previos al covid. Y en otra elaborada a 300 ejecutivos corporativos y 25 inversores activistas tras el inicio de la crisis.

Los directivos han recogido el guante lanzado por sus accionistas más rebeldes de buen grado. El 78% de los directivos prevé hacer desinversiones en los próximos dos años como consecuencia de la severa recesión que han provocado las medidas para contener el virus. El 57% de los directivos espera hacer este tipo de operaciones en los próximos 12 meses.

"En un entorno disruptivo como el actual, las compañías se ven abocadas a generar liquidez vía venta de negocios no estratégicos, lo que a su vez les permite centrar sus esfuerzos en preservar e incluso invertir en los negocios que aporten mayor retorno al accionista en el largo plazo", explica Juan López del Alcázar, socio responsable de Strategy and Transactions en EY.

Normas
Entra en El País para participar