Infraestructuras

Adif espera un relanzamiento de la licitación de obra pública a partir de octubre

Presenta proyectos por 16.000 millones para captar fondos del plan de reconstrucción de la UE

La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, ante un mapa de la red ferroviaria española.
La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, ante un mapa de la red ferroviaria española.

El estancamiento de la licitación pública por el paso de la pandemia de la Covid-19 debería solventarse a la vuelta del verano, según ha venido a decir la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, en un debate mantenido esta mañana con el presidente del colectivo de ingenierías Tecniberia, Pablo Bueno. El representante de la patronal ha preguntado por los más de 2.200 millones en proyectos acumulados en la mesa del Consejo de Ministros, ante lo que Pardo de Vera ha señalado que la tramitación de los mismos está en marcha y debería coger velocidad de crucero en octubre.

Adif, ha señalado su presidenta, está pendiente de la negociación de los Presupuestos Generales del Estado con el fin de acompasar la licitación y ejecución de obras a la disponibilidad de fondos. Para la ejecutiva resulta prioritario no crear un problema de pago a proveedores como el que estranguló a la economía durante la anterior crisis. La propia Adif alcanzó una morosidad de 1.200 millones con sus contratistas.

500 millones de pérdidas extra por el virus

La compañía dependiente del Ministerio de Transporte está contabilizando en estas semanas el previsible impacto de la crisis sanitaria, y las consiguientes restricciones a la movilidad, en sus cuentas. Si días atrás se hablaba de una caída de ingresos de hasta 600 millones por la práctica desaparición del cobro de cánones durante semanas, ahora se puntualiza que las pérdidas de la compañía podrían sumar 500 millones por la presente crisis.

Pardo de Vera ha mostrado confianza sobre las posibilidades de España para captar recursos del fondo de reconstrucción de la UE. En este sentido, el administrador de la red ferroviaria ha presentado proyectos por 16.000 millones de euros que cumplen con los objetivos que marca Bruselas sobre sostenibilidad y digitalización de la economía. Adif también ha recurrido al BEI con la petición de 1.600 millones para financiar sus actuaciones.

Con estas cifras, el motor de la inversión en España ha remarcado la disponibilidad de una cartera de proyectos en rampa de lanzamiento para reactivar la economía, en contraposición en la pasada recesión.

Llamamiento al sector

Para Adif resulta prioritario no crear un problema de pago a proveedores como el que estranguló a la economía durante la anterior crisis

La responsable de Adif ha aprovechado la invitación de la asociación de ingenierías Tecniberia para reclamar al sector la máxima seriedad y realismo en la presentación de ofertas."Contratamos unos servicios intelectuales a empresas como las suyas precisamente para que ustedes nos ofrezcan la mejor solución posible y la desarrollen a través de un proyecto de calidad", ha señalado, "en Adif siempre se han aplicado tarifas adecuadas al nivel de los trabajos exigidos, y nada nos gustaría más que las empresas licitaran teniendo en cuenta los costes reales del trabajo y no las condiciones del mercado".

Este argumento crítico ha sido rematado con la idea de que "un buen proyecto garantiza una obra con pocos problemas de ejecución y de gestión, y somos muy conscientes de que en su conjunto vale la pena no escatimar en ingeniería de diseño porque de lo contrario acaba saliéndonos más caro". Al respecto, el sector lleva años demandando que se pondere la calidad por encima del precio en los concursos con el fin de evitar bajas difícilmente justificables. La normativa europea de contratación pública, y por extensión la española, vela por ello en los servicios de carácter intelectual.

Isabel Pardo de Vera ha señalado que "es la hora de la digitalización y la transformación de las infraestructuras", lanzando el desafío de la transformación al sector de la ingeniería. Si años atrás tuvieron que distinguir entre la especialización para el ferrocarril de altas prestaciones y otro tipo de infraestructuras lineales, desde Adif se reclama ahora "que la misma adaptación que hemos realizado a nivel interno en Adif se produzca en el sector de la ingeniería".

"Los trabajos de ingeniería están cada vez más orientados a actuaciones sobre las redes existentes, mucho más que a la extensión de cualquiera de ellas", sostiene la presidenta de Adif

Para la dirección del administrador de la infraestructura ferroviaria "es muy importante que los técnicos de las empresas que colaboran con nosotros interioricen la nueva forma de desarrollar los trabajos incorporando el análisis de riesgos no como un anejo más, sino como una forma de realizar el trabajo desde el principio y garantizar que en todo momento del ciclo de vida de la infraestructura se revisan los condicionantes de la seguridad en la explotación de esa infraestructura".

Después de tres décadas de inversión intensiva en tejer la red del AVE, la primera ejecutiva de Adif señala que "los trabajos de ingeniería están cada vez más orientados a actuaciones sobre las redes existentes, mucho más que a la extensión de cualquiera de ellas". Este tipo de labores en estaciones y tramos de líneas congestionadas "requiere un tipo de especialización diferente a la que se había producido de forma masiva en los últimos 20 años con la extensión de la red de alta velocidad". Durante su intervención, Pardo de Vera ha hablado de "auténticos desafíos técnicos, más complejos desde el punto de vista ferroviario, y que requieren de las empresas y de sus trabajadores un trabajo de alto valor añadido para Adif".

18 consorcios optan al diseño de Chamartín

El contrato para el diseño de la futura estación de Chamartín, en Madrid, y la configuración de su modelo de negocio ha atraído a 18 consorcios multidisciplinares. El interés, por tanto, ha sido notable y el jurado tendrá que hacer un corte en septiembre eligiendo a las diez mejores opciones.

Un jurado elegirá en septiembre diez de las 18 propuestas recibidas para el diseño de la futura Chamartín

El proyecto en su conjunto está presupuestado en unos 1.000 millones de euros y constituye el corazón de la transformación de la zona norte de la capital. Este contrato en juego asciende a 30 millones de euros y será la piedra angular para la posterior ejecución de las obras.

Adif busca convertir a Chamartín en el nodo principal de la red española de alta velocidad, complementado con la también madrileña estación de Atocha, que también será ampliada y en la que se habilita una estación pasante con el fin de conectar las distintas líneas de AVE.

La nueva Chamartín tendrá 31 vías, un gran vestíbulo y 180.000 metros cuadrados para oficinas y espacios comerciales.

Normas
Entra en El País para participar