El nuevo móvil de Xiaomi es para niños, parece una Game Boy y cuesta 40 euros

El nuevo móvil de Xiaomi es para niños, parece una Game Boy y cuesta 40 euros

Se trata de un móvil para los más pequeños de la casa.

La industria de los teléfonos móviles siempre ha tenido en sus pensamientos a los más pequeños, con algunos teléfonos que simplificaban sus funciones hasta tal punto que un niño de muy pocos años podía llevar encima uno de estos dispositivos para casos de emergencia. Recordad sino, aquel Mo1 de Imaginarium que salió hace casi 15 años y que apenas tenía cuatro botones para llamar a Papa, a Mamá y a alguno de los abuelos.

Ahora es Xiaomi la que ha pensado que sería buena idea traer a los más enanos una especie de teléfono móvil con una forma tan familiar como la de la mítica Game Boy, la consola portátil de Nintendo que arrasó (a los que ahora empiezan a ser padres) a finales de los 80 y buena parte de la década de los 90. Se trata de un modelo llamado Xiaomi Al Ping Q.

Pequeño pero matón

Este Al Ping Q dispone de una pantalla de 1,54 pulgadas y una resolución típica de smartwatch, con solo 240x240 pixels y que no es táctil, ya que todo el conjunto se maneja a través de ese D-Pad direccional y los dos botones: uno para confirmar y elegir una opción de la pantalla, y otro para volver al menú anterior.

Xiaomi Al Ping Q.
Xiaomi Al Ping Q.

No estamos hablando de un smartphone, sino de un móvil puro y duro donde lo único importante es que el pequeño, en caso de emergencia, sepa cómo llamar a sus padres ya que cuenta con una serie de accesos directos para marcar a números específicos: Papá, Mamá y cualquier otro favorito que nosotros le configuremos.

Xiaomi Al Ping Q.
Xiaomi Al Ping Q.

Lo bueno de un diseño Game Boy es que puede pasar completamente desapercibido a los demás ya que pensarán que el niño lleva una consola en la mano. Dispone de una batería de 1.150 mAh. que le permitirá estar encendido muchas horas, al estilo de los viejos Nokia que duraban, y duraban, y duraban. Por su fuera poco, cuenta con conectividad 4G, aplicación de música, despertador, asistente virtual y un sistema a través de bluetooth que permite al pequeño ir añadiendo amigos que tengan ese mismo teléfono para interactuar con ellos (¿recordáis el StreetPass de Nintendo 3DS?).

Sea como fuere, uno de los puntos importantes de este Xiaomi Al Ping Q es que dispone de GPS y wifi por lo que es muy fácil seguirle el rastro al niño y saber de manera rápida dónde se encuentra. Además, para mayor seguridad, el terminal solo admite una tarjeta eSIM que tendremos que dar de alta directamente con nuestra operadora, por lo que no es extraíble salvo accediendo a los menús donde podríamos desactivarla. Si estáis interesados, ya se vende en China a un precio de 399 yuanes, lo que al cambios son apenas 50 euros, y veremos si en algún momento da un salto más allá de las fronteras del país asiático.

Normas
Entra en El País para participar