Analog adquiere Maxim para formar un gigante de semiconductores

La operación se realizará íntegramente con intercambio de acciones con lo que se creará una nueva compañía valorada en 68.000 millones de dólares

Analog adquiere Maxim para formar un gigante de semiconductores

El fabricante de semiconductores Analog Devices anunció hoy la fusión con su rival Maxim, en una operación de unos 20.000 millones de dólares por la que se convertirá en uno de los principales fabricantes de semiconductores.

La operación se realizará íntegramente con intercambio de acciones y se espera que culmine en el verano de 2021, con lo que se creará una nueva compañía valorada en 68.000 millones de dólares.

Al cierre del viernes la capitalización de Maxim, con sede en San José (California) era de 17.000 millones de dólares, y la de Analog Devices, con sede en Norwood (Massachussets), de unos 46.000 millones.

Las compañías informaron el lunes de que la operación se financiará con un intercambio de acciones que dará a los accionistas de Analog el equivalente del 69 % de las acciones y a los de Maxim el 31 % de los nuevos títulos.

La fusión es la más grande anunciada este año en Estados Unidos y una de las más importantes a nivel mundial, según datos de Dealogic.

La compañía resultante será el principal competidor de Texas Instruments, líder en semiconductores análogos, de importancia en las industrias que requieren control de corriente eléctrica, como en la automoción o en electrodomésticos.

Texas Instruments tiene un valor de mercado de unos 119.000 millones de dólares.

La fusión anunciada hoy llevaba gestándose años, aunque las conversaciones se detuvieron y reiniciaron en varias ocasiones.

El sector de los semiconductores lleva dos años en una fase de integración a la par que la diversificación en el uso de chips en electrónica, en especial en productos conectados a la red con el "Internet de la Cosas" aumenta.

El año pasado la alemana Infineon Technologies acordó comprar Cypress Semiconductor por 8.400 millones de euros.

En 2018, los reguladores de Estados Unidos frustraron la compra de Qualcomm por parte de Broadcom, mientras que China acabó por descarrilar la fusión entre Qualcomm y NXP.

Normas
Entra en El País para participar