INE

Un 66,1% de los negocios continuó abierto en el estado de alarma y el 48,8% utilizó el teletrabajo

Casi el 70% de las empresas ha tenido que reorganizar o reducir la jornada laboral de los trabajadores

Ylenia, profesora de P3 en una escuela privada daba clases en línea a sus alumnos durante el confinamiento.
Ylenia, profesora de P3 en una escuela privada daba clases en línea a sus alumnos durante el confinamiento. EFE

Durante el estado de alarma, que se decretó el pasado 14 de marzo y terminó el 21 de junio, el 66,1% de los negocios continuaron abiertos. De ellos, aproximadamente dos de cada tres han visto reducidas sus ventas, según se desprende del Indicador de Confianza Empresarial (ICE) publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que destaca también que el una de las novedades más importantes ha sido la adpoción del teletrabajo. El 48,8% de los establecimientos utilizó esta fórmula durante el confinamiento para mantener la actividad de sus negocios.

Señala que, durante ese periodo, casi el 70% de las empresas tuvo que reorganizar o reducir la jornada laboral de los trabajadores. En la industria, casi el 80%. Cerca del 40% de las empresas han adoptado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para todos o parte de sus trabajadores. En las ramas de Transporte y Hostelería, el porcentaje supera el 50%.

El teletrabajo ha si dola fórmula más utilizada para mantener el nivel de actividad en los negocios durante este periodo. El 48,8% de las empresas lo ha usado, seguido del incremento en el nivel de digitalización (15,1%). En el caso de los establecimientos comerciales, además del teletrabajo también se introdujeron durante la pandemia el servicio a domicilio (16,6%) y el comercio electrónico (16,4%).

El teletrabajo ha pasado de utilizarse en apenas un 15% de los negocios antes de la pandemia, a ser una modalidad adoptada por casi la mitad de las empresas durante la Covid-19, abarcando cerca del 50% de sus plantillas.

Alrededor de una tercera parte de los establecimientos que han adoptado el teletrabajo declara que lo mantendrá en el futuro. En los establecimientos comerciales, más de la tercera parte mantendrá en el futuro el servicio a domicilio y el comercio electrónicode sus productos.

Tras la crisis del coronavirus, el 23,3% de los encuestados planea realizar innovaciones en sus procesos de producción, un 22,4% pretende realizar inversiones en nuevas tecnologías y un 17,4% incrementará la inversión en la formación de sus trabajadores. Por su parte, un 4,8% declara que probablemente tenga que cerrar en los seis próximos meses.

La confianza empresarial sigue por los suelos

Por otro lado, la confianza de los empresarios no levanta el vuelo con vistas al tercer trimestre del año, a pesar de la salida del estado de alarma, según el estudio del INE, que registra de nuevo, como en el anterior trimestre, un valor de 95,5 puntos, el más bajo desde el comienzo de la serie en 2013.

Estadística explica que la recogida de datos del tercer trimestre se ha realizado del 15 de junio al 6 de julio, periodo en el que finaliza el estado de alarma, a diferencia del trimestre anterior, que se efectuó al comienzo del confinamiento (del 15 de marzo al 3 de abril), lo que ha provocado que el saldo de expectativas para el tercer trimestre (diferencia de las respuestas optimistas de los empresarios menos las pesimistas), aunque siga siendo negativo (-47,2 puntos), mejore al del segundo trimestre (-72,0).

Para el tramo julio-septiembre, solo el 7,7% de los establecimientos empresariales prevén un trimestre favorable y el 54,9% son pesimistas sobre la marcha de su negocio.

Turismo

El Transporte y Hostelería sigue siendo el sector con peores expectativas (-68,3 puntos para el tercer trimestre). Tres de los cinco sectores analizados disminuyen la confianza respecto al trimestre anterior. Transporte y hostelería (-4,7%) presenta el mayor descenso. Por su parte, Comercio (7,0%) registra el mayor aumento.

Por tamaño, los negocios más pequeños (menos de 10 asalariados) presentan las peores perspectivas (-53,9).

En lo que se refiere a comunidades autonómas, la confianza se resiente más en las regiones en las que el turismo es parte fundamental de su economía. Encabezan la lista Illes Balears (con un saldo de expectativas de -74,7 puntos) y Canarias (con -69,5).

Normas
Entra en El País para participar