COVID-19

Los sectores defensivos mantienen su atractivo pese a agotar su potencial

Los gestores renuevan la apuesta ante la incertidumbre. Energéticas, consumo básico y farma son los sectores favoritos

Los sectores defensivos mantienen su atractivo pese a agotar su potencial pulsa en la foto

Brillan con fuerza durante las crisis y no iba a ser diferente en esta última provocada por la pandemia del covid-19. Se trata de los valores defensivos, aquellos a los que los inversores recurren a buscar refugio cuando llegan las vacas flacas a las Bolsas.

Energéticas, compañías de consumo básico, farmacéuticas y valores tecnológicos –estos últimos sin presencia en la Bolsa española– han sido las estrellas bursátiles de los últimos meses y las espectaculares revalorizaciones que han registrado algunos de ellos les han dejado sin potencial respecto a las valoraciones de los analistas. Este es el caso de algunos valores españoles como Iberdrola, que gana un 15% en el año y un 30% desde mínimos de marzo y sus acciones cotizan a 10,61 euros, por encima de los 10,30 euros de precio objetivo medio de FactSect.

Endesa, por su parte, sube un 50% desde los mínimos de marzo y su precio actual está cerca del precio medio de valoración. Lo mismo le sucede a otras energéticas como Enagás o a empresas de consumo básico como Viscofan. Sin embargo, los expertos descartan deshacer posiciones en los mismos y apuestan por seguir invertidos en estas compañías.

Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities, considera que “a pesar de que las valoraciones parecen muy ajustadas, hay que mantener en cartera algunos de estos valores ya que son de los pocos que a día de hoy ofrecen cierta visibilidad en sus cifras. Además, ofrecen dividendos sostenibles y rentabilidades elevadas para el inversor más conservador”. En este sentido el experto apuesta por Iberdrola, Endesa, Enel y Eon, en el sector energético. Dentro de las farmas, le gusta la española Rovi y la belga UCB y en distribución, su apuesta es la holandesa Ahold.

De la misma opinión es Sergio Ávila, analista de IG, que cree que esta es una “decisión acertada” ya que son sectores con “ingresos recurrentes también en épocas de crisis, es decir, aquellos que ven menos penalizadas sus cuentas que otros sectores que dependen más del crecimiento económico”.

En este sentido, el experto recuerda que en España, los sectores más fuertes y los que mejor pueden seguir comportándose son justamente los defensivos. En alimentación, destaca Viscofan mientras que en el sector energético recomienda Iberdrola y Endesa y una compañía renovable, Solaria. Ávila, también cree que Cellnex Telecom sigue siendo atractivo pese a que sus títulos han experimentado una gran revalorización en el último año.

Normas
Entra en El País para participar