Alimentación

La CNMC pone pegas a la compra de una fábrica de Siro por Bimbo por los acuerdos con Mercadona

Al convertirse en su proveedor, Bimbo reforzaría su posición tanto en marca blanca como en marca de fabricante

Fábrica de Siro en Paterna (Valencia), adquirida por Bimbo el año pasado.
Fábrica de Siro en Paterna (Valencia), adquirida por Bimbo el año pasado.

La CNMC ha autorizado durante el mes de junio, en primera fase, la adquisición por parte de Bimbo de una panificadora que pertenecía al Grupo Siro ubicada en Paterna (Valencia). Un acuerdo alcanzado en el último trimestre del año pasado y que, entre otros efectos, convertía a Bimbo en proveedor de pan de molde de Mercadona, puesto que casi toda la producción de dicha planta se vendía bajo la enseña Hacendado, la marca blanca de la compañía de supermercados de Juan Roig.

Sin embargo, la autorización de la CNMC viene de la mano de una serie de condiciones o compromisos, no por la operación de compra como tal, de la que "no se derivan problemas de competencia al constatarse la existencia de alternativas competitivas en el mercado mayorista peninsular de pan envasado de marca blanca".

Las pegas que pone la autoridad de competencia están relacionadas precisamente con los acuerdos comerciales que ahora unen a Bimbo y Mercadona, tanto en su posición de proveedor de pan de molde de marca blanca como en la de fabricante de sus propios productos.

Como dice la CNMC, la operación de compra "incluye un acuerdo comercial entre Bimbo y Mercadona para el suministro de pan envasado para la marca blanca", en el que ha detectado "una serie de riesgos a la competencia por el refuerzo de la posición de Bimbo como fabricante de marca, por las potenciales vinculaciones entre los mercados de la panificación con marca del distribuidor y con marca del fabricante y por el establecimiento de Bimbo como fabricante prioritario de Mercadona para productos con marca blanca".

Es decir, la CNMC considera que el acuerdo refuerza la posición de Bimbo dentro de los supermercados de Mercadona, el primer operador del país con cerca del 25% de cuota de mercado, al poner en sus estanterías tanto el pan de molde Hacendado que han comenzado a fabricar en Paterna, como sus distintas variedades vendidas bajo su marca habitual. 

Por ello, Competencia subordina la autorización a la compra de la fábrica de Siro al cumplimiento de una serie de compromisos "para solucionar los problemas de competencia detectados". Entre ellos, que Bimbo debe eliminar cualquier vinculación contractual entre los productos que venda en Mercadona bajo su marca y los de marca blanca que suministre desde la fábrica de Paterna.

Además, el fabricante se compromete a no iniciar negociaciones con la compañía de supermercados para introducir en ellos productos adicionales a los que ya vendía bajo su marca antes de comprar la fábrica de Paterna, como tampoco a introducir nuevos productos de panificación bajo la marca Hacendado. 

De forma adicional, Bimbo se compromete a no acordar con Mercadona su designación como fabricante prioritario en productos que no sean panes de marca blanca en nuevos contratos de suministros. "Con estos compromisos se persigue eliminar cualquier potencial vinculación, ya sea contractual o de facto, identificada entre los productos de la categoría de panificación con marcas propiedad de Bimbo y el suministro a Mercadona de pan envasado para su marca blanca; así como eliminar cualquier duda sobre una potencial consideración de Bimbo como fabricante prioritario para el desarrollo de productos adicionales a los pactados de la categoría de panificación con marca blanca", explica la CNMC.

Normas
Entra en El País para participar