Orange y Telefónica calientan la pugna en el negocio mayorista con nuevos acuerdos

Ambas han firmado nuevos pactos con Euskaltel y MásMóvil

Las alianzas se han extendido a la fibra óptica y el móvil

Orange y Telefónica calientan la pugna en el negocio mayorista con nuevos acuerdos
Getty Images

Telefónica y Orange parecen haber reabierto la pugna en el negocio mayorista de telecomunicaciones en el mercado español. Ambas han acelerado en la firma de nuevos acuerdos con otras telecos para atraerlas hacia sus redes, tanto de fibra óptica como de telefonía móvil.

El último movimiento fue protagonizado ayer por Orange España. La compañía anunció una ampliación de sus acuerdos con Euskaltel en las redes de fibra óptica, de tal forma que la operadora vasca, que se encuentra en pleno proceso de expansión por el conjunto del mercado español con la marca Virgin Telco, podrá acceder en bitstream a 1,8 millones de hogares del futuro despliegue de fibra de Orange.

Con anterioridad, a mediados de junio, Orange alcanzó un acuerdo de acceso mayorista bitstream con MásMóvil, su principal cliente mayorista, por el cual ambas partes desplegarán entre 2,20 y 2,75 millones de unidades inmobiliarias de fibra óptica entre 2020 y 2023.

En este escenario, Orange indicó que el nuevo acuerdo con Euskaltel refuerza su apuesta por la compartición de sus redes fijas y móviles, optimizar el uso de las mismas, así como rentabilizar al máximo sus inversiones en infraestructuras. “El acuerdo confirma la validez de una estrategia mayorista, gracias a la cual la compañía continúa con sus despliegues eficientes de red en España, al mismo tiempo que refuerza su situación en el mercado retail”, dijo Orange, que recordó que es el único operador que comparte sus redes con todos los players del mercado a través de los distintos acuerdos de compartición, coinversión, mutualización o RAN sharing, tanto en infraestructuras fijas como móviles.

Telefónica

Frente a esta posición, Telefónica también ha respondido en los últimos días con una ampliación de sus acuerdos con MásMóvil, tanto en red fija como en móvil, y con Euskaltel.

En el primero de los contratos, firmado a finales de junio, MásMóvil aseguraba a Telefónica unos compromisos anuales mínimos de facturación mayorista de aproximadamente 100 millones de euros para los próximos cinco años.

De igual forma, a principios de julio, Telefónica firmó un acuerdo con Euskaltel para la prestación del servicio mayorista NEBA sobre fibra (NEBA FTTH) en zonas exentas de la regulación mayorista de fibra óptica de la red de la propia operadora.

En las circunstancias actuales, de fuerte competencia en el ámbito minorista por las crecientes promociones comerciales por parte de todas las operadoras, y que está mermando los ingresos en este ámbito, el segmento mayorista gana relevancia en las cuentas de resultados de los grandes grupos de infraestructuras de telecos.

Telefónica y Orange, que cuentan con las mayores redes de fibra, se están centrando, especialmente, en las operadoras alternativas que están registrando crecimiento, como las citadas MásMóvil y Euskaltel.

Evolución del negocio

En el caso de Orange España, el ámbito mayorista fue el único que registró crecimiento en el primer trimestre, un 4,8% en términos interanuales, y aporta más del 17% de los ingresos de la compañía. Orange recordó ayer que este negocio aportó en 2019 más de 900 millones de euros en ingresos.

En Telefónica, la situación es similar. En el primer trimestre, los ingresos de mayorista y otros en España crecieron un 10,4% impulsados por la fibra y la televisión. Y es que una de las estrategias aplicadas por la compañía en los últimos tiempos es la de atraer a sus redes de fibra a los clientes de otras operadoras a través de estos acuerdos. La teleco cerró marzo con 2,292 millones de accesos mayoristas de fibra óptica, un 33% más que a la conclusión del mismo mes en el año anterior.

Normas
Entra en El País para participar