China anima a las Bolsas y el Ibex gana el 2,06%

La banca lidera los ascensos del selectivo español, con alzas del 6%

Ibex 35 pulsa en la foto

La semana ha arrancado con optimismo en las Bolsas, ya que las previsiones macroeconómicas cada vez apuntan más a un escenario prudente de recuperación, pero no al más negativo, lo que está dando aire a los mercados. El gran detonante para las subidas de la jornada ha estado en la Bolsa China, que se ha disparado hoy lunes más del 5% hasta marcar máximos de cinco años, lo que ha inyectado ánimo en las Bolsas de Europa. Wall Street, que el viernes cerró por la festividad del Día de la Independencia, ha abierto con alzas entorno al 1,5%.

En Europa, los principales índices bursátiles han registrado importantes revalorizaciones. El Ibex 35 ha cerrado con un alza del 2,06%, hasta los 7.556,2 puntos, impulsado especialmente por los bancos si bien no ha logrado mantener los máximos del día, por encima de los 7.600 puntos. El selectivo español se anota la mayor subida de Europa, junto al 2,09% del Ftse, por delante de los avances del 1,49% del Cac, del 1,6% del Dax y el 1,69% del Eurostoxx 50. 

Prácticamente todos los valores de Ibex han cerrado en positivo, a excepción de los ligeros descensos de Endesa, IAG, MásMóvil y Almirall. Pero los mayores avances son para el sector financiero. Bankia, Bankinter, CaixaBank y Sabadell se han anotado alzas superiores al 6%, seguidas de las subidas del 5,08% de BBVA y del 4,92% de Santander. El sector bancario ha sido de hecho el mejor de Europa, con un alza del 3,89%.

El índice de la Bolsa de Shanghai, el CSI 300, se ha anotado un 5% este lunes animado por el freno en los contagios en China y las perspectivas de que al no haber rebrote fuerte, la economía pueda despegar. Pekín sumó un nuevo caso de coronavirus este domingo de los 4 que en total se registraron en el país asiático. La subida de Shanghai impulsó al Nikkei, que ganó un 1,8%, y al Hang Seng, que se anotó un 3,35%. La expectativa de recuperación económica del gigante asiático ha permitido además la mayor revalorización diaria del yuan desde diciembre, con un alza del 0,76% hasta las 7,0148 unidades por dólares. Además, las autoridades chinas han mostrado su deseo de impulsar el protagonismo de las empresas del país en los mercados financieros, alentando así el rally bursátil. 

Con todo, la pandemia está lejos de estar bajo control, aunque los inversores hayan pasado hoy por alto que la hasta el momento mayor economía del mundo esté todavía muy lejos de haber doblegado al coronavirus. En Estados Unidos, las cifras diarias de contagios se han disparado en el último mes y no bajan de los 40.000 nuevos casos diarios. Brasil por su parte registra una media diaria de 26.000 nuevos contagios y 1.000 muertes por Covid 19, mientras que India suma casi 25.000 positivos en un día y supera a Rusia como tercer país con más casos.

Entre los datos macro, los pedidos en las fábricas alemanas subieron un 10,4% en mayo, según datos publicados este lunes. El crecimiento está por debajo de lo previsto, pero destaca el aumento de los bienes de inversión, un 43,5%, fundamentalmente a la zona euro. Los analistas de Bankinter explican que la semana será de baja intensidad en cuanto a datos macro. "En general casi todas las cifras se espera que mejoren respecto al mes anterior pero tampoco tendrán suficiente relevancia como para mover mercado", añaden.

Lo más importante de la semana será la reunión del Eurogrupo el jueves donde además la Comisión Europea publicará la actualización trimestral de las estimaciones de los países de la UE (en sus anteriores previsiones estimaban una caída del PIB para el conjunto de la UE del 7,4% en 2020 y un rebote del 6,1% en 2021).

En el mercado de materias primas, el precio del barril de petróleo Brent para entrega en septiembre llegó a subir el 1% hasta superar los 43 dólares. El crudo de referencia de Europa abrió la semana con una tendencia alcista, tras haber retrocedido en su última sesión ante los miedos de que la propagación de la Covid-19 en algunos países como Estados Unidos -uno de los grandes consumidores de energía del mundo- lastrara de nuevo la demanda. El West Texas ha sufrido en cambio un leve descenso, influido por el temor al impacto económico del coronavirus en EE UU.

 

 

Normas
Entra en El País para participar