Desarrollan un guante capaz de traducir al instante el lenguaje de signos

Desarrollan un guante capaz de traducir al instante el lenguaje de signos

Podría ser de gran ayuda para todas las personas sordas.

La revolución tecnológica que nos está tocando vivir, que trae inteligencia artificial, aprendizaje profundo y un montón más de conceptos inéditos hasta ahora, nos están facilitando la vida en todos los órdenes imaginables. Pero casi con total seguridad, a quienes más les va a mejorar la vida, al permitirles realizar tareas que eran imposibles hasta ahora, es a esas personas que padecen algún tipo de minusvalía y que, a partir de ahora, podrán superar esas barreras que les limitaban.

Es el caso de las personas sordomudas que se valen del lenguaje de signos para comprender todo aquello que ocurre a su alrededor. Un sistema para comunicarse que, desgraciadamente, no conocemos el resto de personas y que a partir de ahora, con las investigaciones que están llevando a cabo en la Universidad de California, en Los Ángeles (UCLA), ya no será un problema.

Un guante para comunicarse rápidamente

El llamado ASL Glove no es otra cosa que el prototipo de un guante inteligente que se conecta a nuestro teléfono móvil y que puede traducir al instante cualquier palabra, frase o letra que una persona sordomuda pueda realizar. De esta manera, en caso de querer comunicarse, no será necesario que su interlocutor conozca ese lenguaje de signos porque el teléfono hará las veces de intérprete.

Tal y como podéis ver en el vídeo que tenéis justo debajo, el guante, que todavía tiene un aspecto algo tosco, puede utilizarse como herramienta para indicarle al smartphone qué es lo que queremos decir. Además, la velocidad de respuesta es tan corta que puede permitir a quien lo lleva entablar una comunicación con otras persona sin problemas.

Según los investigadores de este proyecto, el ASL Glove es capaz de reconocer ahora mismo 660 signos diferentes con una precisión del 98,63%. Además, la buena noticia es que no estamos hablando de un gadget que cuando se venda necesite de una gran inversión por la tecnología que utiliza. Según la UCLA, los componentes utilizados apenas alcanzan los 50 dólares, es decir, unos 45 euros, lo que da una idea de cuál podría ser su potencial de cara a una futura comercialización.

Obviamente, además del guante, el otro componente esencial es el smartphone, que sería utilizado por la persona sordomuda para iniciar una conversación con cualquiera que se encontrara por la calle, sin temer a esa barrera lingüística que ha supuesto hasta ahora la necesidad de tener que comunicarse, de manera exclusiva, solo con aquellos que conocieran este lenguaje de signos. 

Normas
Entra en El País para participar