Textil

Primark hunde sus ventas un 75% en la pandemia pero habla de una reapertura “alentadora”

Cada mes de cierres le hizo perder más de 700 millones en ingresos

Tienda de Primark en Londres.
Tienda de Primark en Londres. REUTERS

La cadena británica de moda Primark sufrió un fuerte descenso de los ingresos en el tercer periodo de su año fiscal, que transcurrió entre el 1 de marzo y el 20 de junio. Unas semanas impactadas por el cierre de sus tiendas a causa del coronavirus y que también ha comprendido parte de la reapertura de las mismas.

Con todo ello, el retroceso de ventas en este periodo fue del 75%, hasta 625 millones de euros, lo que ha provocado que en el acumulado del año la caída alcance un 27%. También ha arrastrado a terreno negativo a todo el grupo AB Foods, en el que se encuadra, sufriendo una reducción del 13% de los ingresos en lo que va de ejercicio. Como describe la compañía, a 22 de marzo Primark ya no tenía ninguna de sus 375 tiendas abiertas, y así se mantuvieron hasta el 4 de mayo, cuando pudo abrir la primera, en Austria.

La cadena británica no tiene venta online, por lo que en esas semanas los ingresos fueron cero. Esta estima en unos 720 millones mensuales la pérdida de ventas por el cierre de tiendas. Para compensar las pérdidas, Primark decidió cancelar todos los pedidos cuya entrega estaba comprometida más allá del 17 de abril, lo que le ha permitido reducir sus gastos operativos en un 50%. AB Foods calcula para su cadena de moda un beneficio operativo para este ejercicio de entre 330 y 390 millones, tres veces menos que el año anterior.

En la actualidad Primark ya ha reabierto 367 de sus tiendas. Solo quedan ocho, siete en Escocia y una en EE UU. Según la empresa, las tiendas “han reabierto más rápido de lo esperado”, y la actividad en las mismas ha sido “alentadora”, destacó la empresa en su informe financiero.

En concreto, ha constatado una fuerte demanda en niños, ocio y pijamas, además de productos veraniegos como bermudas y camisetas.

Entre el 1 de mayo y el 20 de junio las ventas alcanzaron los 357 millones de euros, un 12% menos que un año antes en términos comparables. En la semana que finalizó el 20 de junio, ya con el 90% del espacio comercial reabierto, la facturación fue de casi 150 millones. Además, “las ventas en Inglaterra e Irlanda estuvieron por encima de las de la misma semana del año anterior”, expuso la compañía.

Esta reveló que con todas sus tiendas abiertas ya ha hecho pedidos por más de 1.000 millones de euros de cara a la temporada de otoño-invierno.

Retraso en sus planes de aperturas

Primark especificó ayer que su programa de apertura de nuevas tiendas se ha retrasado para lo que queda de año, aunque durante el último trimestre abrió cinco establecimientos. Esta semana lo ha hecho en plaza Cataluña, la segunda más grande de España, y tiene previsto completar la ampliación de los establecimientos que tiene en Málaga.

Normas
Entra en El País para participar