Banca

Santander se lleva el 27% de los créditos con aval del ICO sobrantes de otras entidades

Economía reparte 28.000 millones entre la gran banca y el banco que preside Botín logra arañar cuota de mercado en empresas al sector

Vista de la oficina bancaria del Banco de Santander. EFEQuique GarciaArchivo
Vista de la oficina bancaria del Banco de Santander. EFE/Quique Garcia/Archivo EFE

Como estaba previsto, Economía terminó ayer de ajustar entre la gran banca, sobre todo, el cupo sobrante de la línea de 100.000 millones de euros en avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO), que algunas entidades no han tenido la capacidad de conceder a empresas, pymes y autónomos.

En total, ha colocado algo más de 28.000 millones de euros, de los que 21.000 millones correspondían al tramo destinado a pymes y autónomos, mientras que los 7.000 millones restantes tienen como destinatarias las empresas de mayor tamaño y las corporaciones.

El pasado 30 de junio Economía recopiló para un día después repartir todos los cupos de avales ICO, que las entidades no han colocado. Pero en esta ocasión el reparto se ha llevado a cabo no por la cuota de mercado que tiene cada firma en créditos a empresas, como hasta ahora, sino que se ha distribuido en función de la proporcionalidad de los avales utilizados.

La concesión de estos créditos entre las pymes, principalmente, se ha convertido en una guerra de la banca por ganar cuota de mercado en este nicho de negocio en un momento en el que cada cliente se ha convertido en un tesoro, según expresión de algún banquero. Y como también era de esperar, el banco más activo desde que el Gobierno anunciara el 17 de marzo la apertura de esta línea de avales para conceder liquidez al tejido industrial del país ha sido Banco Santander, que ha superado su propia cuota natural de mercado.

El grupo que preside Ana Botín se ha volcado desde el primer momento en la venta de los préstamos con garantía del ICO. Su cuota en créditos de empresas es del 19% (hay que recordar que Banco Popular era muy activo en pymes y en créditos ICO). Pero su apetito por ganar peso entre las pymes le ha llevado a conseguir más de 7.500 millones de euros, el 27% del total, de los créditos sobrantes de los cinco tramos en los que se ha dividido la línea del ICO.

En conjunto, Santander ha concedido 22.000 millones en financiación, que se convertirán en 32.000 millones de euros sumando lo concedido aye (los 7.500 millones con aval se corresponden con 10.000 millones de financiación). Los avales del Estado cubren entre el 70% y el 80% de la morosidad que pueda presentarse en estos préstamos.

BBVA, entidad que parecía una de las más rezagadas, ha sorprendido al recibir 4.200 millones en avales del ICO, lo que supone superar su cuota natural en empresas, al representar el 15% de los 28.000 millones adjudicados ayer. BBVA ha concedido en total, 13.000 millones de euros en créditos con aval del ICO. CaixaBank ha sido el tercer banco que ha recibido más avales de los créditos sobrantes, 3.800 millones de euros. CaixaBank cuenta con una cuota de mercado del 15% en empresas, aunque en esta ocasión ha recibido menos avales de lo que le correspondería por cuota, en concreto el 13,57%.

El ICO ha concedido a Bankia en esta última entrega 2.700 millones de euros, lo que significa el 9,6% del total, prácticamente lo mismo que su cuota de mercado. Banco Sabadell, con una cuota natural en empresas del 9,93% ha obtenido 2.777 millones, de los que 2.027 millones corresponden a pymes y 750 millones a empresas. Estas cantidades se acercan al peso que tiene el banco en el conjunto del negocio de empresas en España.

Bankinter, por su parte, ha logrado una asignación de 1.536 millones en avales para pymes, que le permite financiar 1.900 millones de euros, a lo que se suman otros 457 millones en avales para empresas, para financiar un total de 700 millones. En total, ha concedido créditos con avales por 6.000 millones de euros, lo que supone una cuota del 6%, aunque ahora ha recibido avales correspondientes a una cuota superior, en concreto del 7,11% sobre los fondos sobrantes. El Gobierno estudia ahora ampliar esta línea de avales, pero para que su destino sea la inversión, no el circulante.

Normas
Entra en El País para participar