Hispasat reduce su beneficio a la mitad en 2019 y lo sitúa en mínimos de la última década

La empresa ya arrastraba una caída del 64% en 2018

Instalaciones de Hispasat en una imagen de archivo.
Instalaciones de Hispasat en una imagen de archivo.

Hispasat ha reducido su beneficio a los niveles más bajos de la última década. Después de un 2018 en el que la empresa de telecomunicaciones satelitales ya redujo su resultado un 63,7%, ha vuelto a desplomar casi a la mitad sus ganancias en el ejercicio de 2019. Según las cuentas individuales de la compañía, depositadas recientemente en el Registro Mercantil, en su último año fiscal obtuvo un beneficio neto de 7,3 millones de euros frente a los 13,9 millones obtenidos en 2018, lo que supone un 47,5% menos.

Según explica la empresa en el informe de gestión que acompaña a las cuentas individuales, este descenso se debe a la caída en los ingresos por arrendamiento de capacidad espacial (se situaron en 67,8 millones frente a los 73,3 de 2018, lo que se traduce en un 7,5% menos) además de un incremento de las amortizaciones del inmovilizado en más de un 17,7%.

El mayor beneficio obtenido por Hispasat en los últimos diez ejercicios data del año 2008, cuando logró un resultado de 45,8 millones. Durante la anterior crisis económica las ganancias cayeron hasta los 22,2 millones en 2012. A partir de ahí, en los ejercicios posteriores mantuvo el beneficio en el entorno de los 20 millones, hasta registrar un resultado de 38,2 millones en 2017. Desde entonces, la firma de telecomunicaciones satelitales acumula una caída del 80,9%.

Por su parte, el ebitda de Hispasat se situó en 38,4 millones de euros a cierre de diciembre de 2019, lo que supone un margen sobre ingresos del 55,6%.

En cuanto a las inversiones en inmovilizado material e intangible, durante el ejercicio 2019 han descendido a 18,7 millones de euros frente a los 41,0 millones de euros del ejercicio 2018. La compañía detalla que estas inversiones “corresponden principalmente al acuerdo con Eutelsat para la coordinación y renovación de las frecuencias del Apéndice 30B de 61ºW”.

Además, la deuda bancaria ascendió a 125,8 millones de euros frente a los 117,8 del ejercicio anterior (+6,8%). Igualmente, la deuda neta se elevó en el mismo porcentaje al pasar de 116,4 millones en 2018 a los 124,3 de 2019.

Por otro lado, Hispasat repartió un conjunto de dividendos, entre ordinarios y extraordinarios, por un importe de 41 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar