Energía

Iberdrola compra una empresa de renovables en Francia por 100 millones

Con sede en Marsella, Aalto Power cuenta con 118 MW eólicos en operación y 636 MW en desarrollo

Molinos de Iberdrola.
Molinos de Iberdrola.

Iberdrola ha cerrado la compra de la empresa francesa de energías renovables Aalto Power, hasta ahora propiedad de Aiolos y Caisse des Dépôts et Consignationsi, por 100 millones de euros. Según un comunicado de la compañía, esta es la quinta operación corporativa en lo que va de 2020 realizada por la energética, que prevé unas inversiones récord de 10.000 millones de euros en un año marcado por la crisis del Covid-19. Fundada en 2005 y con sede en Marsella, Aalto Power cuenta con 118 MW eólicos terrestres operativos en Francia y con una cartera de proyectos eólicos terrestres por otros 636 MW, que están en distintas fases de desarrollo.

La operación, que estaba sujeta al cumplimiento de las condiciones suspensivas habituales en este tipo de transacciones, principalmente la autorización del Ministerio de Economía francés, se enmarca en la apuesta de Iberdrola por fortalecer su presencia y crecimiento en energías renovables en Francia.

De hecho, la compra de Aalto Power no solo aportará a la española los primeros megavatios operativos en suelo galo, sino que reforzará sus planes en renovables, gracias a los proyectos que tiene la empresa y a su equipo de profesionales, con experiencia en el desarrollo de estas infraestructuras.

En Francia, Iberdrola promueve el parque eólico marino de Saint-Brieuc, del que se hizo con el 100% del capital el pasado marzo, con una inversión aproximada de 2.500 millones de euros. Los 496 MW de potencia de este complejo comenzarán a construirse en 2021 y entrarán en operación en 2023. Situado en Bretaña, a unos 16 kilómetros de la costa, este proyecto contará con 62 turbinas de Siemens Gamesa, de 8 MW de potencia unitaria, que se extenderán sobre una superficie de 75 kilómetros cuadrados.

Con la adquisición de Aalto Power, Iberdrola refuerza sus planes de crecimiento en la comercialización de energía eléctrica en el mercado francés, donde aspira a alcanzar un millón de clientes en 2023, indica la compañía.

La operación forma parte del plan de inversiones de Iberdrola en el mundo, con el foco en Australia, donde pugna por el control de Infigen Energy a través de una opa; Suecia, donde tiene una opción de adquisición mayoritaria en el desarrollo la mayor cartera de proyectos de eólica marina y Reino Unido, con la compra de dos proyectos eólicos terrestres en Escocia, amñen de las inversiones en Francia.

Normas
Entra en El País para participar