Servicios

FCC ve reforzado el valor de su filial de Medio Ambiente con el aval de Fitch

La agencia pone una nota de F3 a la deuda a corto plazo

El magnate mexicano Carlos Slim, propietario de FCC.
El magnate mexicano Carlos Slim, propietario de FCC.

La agencia de calificación Fitch ha entrado por primera vez a valorar la capacidad de respuesta de FCC Medio Ambiente a sus compromisos financieros a corto plazo. La nota otorgada es de F3, grado de calidad razonable, y la entidad cree que la filial de FCC tiene argumentos para defenderse de la actual crisis sin grandes problemas.

El examen pasado por la empresa que controla Carlos Slim es todo un espaldarazo al valor de FCC Medio Ambiente, filial que podría abrirse a la entrada de un inversor siguiendo el esquema de venta parcial de Aqualia. De momento, FCC reagrupó sus múltiples actividades de servicios en el holding FCC Medio Ambiente y se guarda el as de atraer un socio de perfil financiero.

El rating también abre la puerta a la búsqueda de nuevas fuentes de financiación a corto plazo si estas fueran necesarias. De momento, Fitch habla de una buena posición de liquidez, valora el respaldo de líneas de crédito disponibles y un bajo nivel de vencimientos de deuda hasta 2023. Son tres de las claves, junto a una estructura de costes flexible, que hacen pensar que FCC Medio Ambiente, con más de 200 millones en efectivo y 430 millones en líneas de crédito, tiene colchón suficiente para soportar la recesión y la ralentización de la contratación durante este 2020.

Es en 2023 cuando vence el bono de 600 millones que cuelga de la filial de servicios de FCC y que Fitch espera que sea refinanciado. Respecto al impacto de la pandemia, la agencia prevé que sea leve a corto plazo en las operaciones de FCC Medio Ambiente, con un descenso del 5% al 7% en ingresos y ebitda este año, y la recuperación de niveles normales en 2021.

El negocio se ha visto afectado en España y Reino Unido, mientras que ha permanecido prácticamente sin cambios en Norteamérica y Europa Central. Fitch subraya que los contratos a largo plazo, como son los de la recogida y tratamiento de residuos, se han mostrado resistentes al tratarse de servicios esenciales. Estos pesan un 60% del negocio de FCC construcción.

Otro 22% de los ingresos están más expuestos a los vaivenes de la economía al estar relacionados con servicios a clientes industriales y del comercio. Y casi el 20% adicional, dependiente de contratos con Ayuntamientos para la limpieza de calles o parques, ha ido recuperando la actividad hasta llegar prácticamente a la normalidad en el mes de junio.

Márgenes estables

Fitch espera que los márgenes de ebitda estén en el 14,5% de media para el periodo 2020 a 2023; una inversión anual de alrededor de 220 millones en el trienio, y un pay out del 50% este año y el próximo, que subiría al 75% ya en 2022.

Pese a que FCC sostiene que está cobrando en tiempo y forma de las administraciones, Fitch recalca que un repunte de la morosidad pública podría lastrar a la filial de servicios, que tiene un 78% de sus ingresos totales vinculados a concesiones públicas. Por contra, la agencia valora la alta tasa de renovación de los contratos de servicios en manos de FCC, con el 92% en España y el 75% en Reino Unido.

Normas
Entra en El País para participar