Energía

Naturgy construirá su mayor planta fotovoltaica en el entorno de Almaraz

Denominada Campo Arañuelo tendrá 300 MW y requeriráunos 150millones de inversión

Paneles de la planta fotovoltaica Picones, rn en Porzuna (Ciudad Real), de Naturgy.
Paneles de la planta fotovoltaica Picones, en Porzuna (Ciudad Real), de Naturgy.

Naturgy ha iniciado la tramitación de su mayor proyecto de energía fotovoltaica en España, que se ubicará en la comarca cacereña de Campo Arañuelo, donde se encuentra la central nuclear de Almaraz. Se trata también del mayor proyecto de energías renovables de la compañía en la Península, con una capacidad instalada pico de 300 MW.

Los permisos para la construcción del proyecto, denominado Campo Arañuelo, se están tramitando ante el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, y no ante la comunidad autónoma, por tener una potencia superior a los 50 MW (límite por debajo del cual las autorizaciones se tramitan ante los Gobiernos regionales).

Aunque la compañía que preside Francisco Reynés no ofrece datos sobre la inversión del proyecto extremeño, esta será superior a 150 millones de euros, según las estimaciones del mercado sobre el coste de los megavatios fotovoltaicos construidos.

La instalación se ubicará entre los municipios de Aldeacentenera y Torrecilla de la Tiesa, próximas a Almaraz, y ocupará una superficie de 522 hectáreas. El plazo de construcción estimado es de 12 meses y será capaz de generar más de 600 GWh (620 GWh al año en punta), lo que podría abastecer a más de 175.000 hogares. Esta infraestructura contribuirá a reducir del orden de nueve millones de toneladas de CO2 durante su vida útil, adicionalmente a otras emisiones contaminantes.

Según recoge el documento de inicio presentado por la compañía ante el ministerio que dirige Teresa Ribera, la planta estará compuesta por 689.640 módulos fotovoltaicos de 435 vatios de potencia cada uno, así como 74 inversores de 3.550 kW y cuatro de 2.365 kW.

Aunque la instalación se levantará en el área de Almaraz, no se trata de un proyecto inversor ligado al cierre de la misma, “aunque contribuirá a la reactivación de la zona”. Iberdrola también tiene proyectos fotovoltaicos en la zona. Los grupos I y II de esta central nuclear serán los primeros en ser clausurados (en 2026 y 2027, respectivamente), según el acuerdo firmado el año pasado entre las grandes eléctricas titulares del parque atómico y la empresa pública que gestiona los residuos y el desmantelamiento, Enresa.

Otros proyectos

Naturgy inauguró en febrero de 2019 el parque eólico Merengue, ubicado en el término municipal de Plasencia (Cáceres). Se trata, por ahora, de la primera eólica de la región, cuyo Gobierno cerró hace años la posibilidad de construir este tipo de instalaciones (por las condiciones que se imponía a los promotores) y que, a partir de 2012, se vio afectada por la moratoria general a las renovables que aplicó el Gobierno de Mariano Rajoy para frenar el pago de primas, que desembocó en un fuerte déficit de ingresos en el sistema eléctrico.

Durante su primer año de operación, el parque Merengue ha producido más de 100 GWh de energía, lo que equivale a 1,3 veces el consumo anual de la totalidad de viviendas de Plasencia. La energética invirtió 40 millones de euros para la construcción de esta infraestructura que cuenta con 15 aerogeneradores y una potencia instalada de 40 MW.

Gracias a la energía producida por este parque “se ha logrado desplazar el uso de otras fuentes de generación eléctrica convencional, contribuyendo a reducir en torno a 80.000 toneladas al año las emisiones contaminantes y de efecto invernadero”.

Además, la compañía tiene previstos otros proyectos en la comunidad autónoma, como la planta fotovoltaica Las Jaras, ubicada entre La Albuera y Badajoz con una potencia de 50 MW, o la fotovoltaica Miraflores, en el término municipal de Castuera (Badajoz), que tendrá una potencia instalada de 20 MW, así como el parque eólico Merengue II que tendrá una potencia de 50 MW. La construcción de este parque supondría una inversión de otros 40 millones de euros.

En la región, donde Naturgy no tiene redes de distribución, cuenta con una cartera de 22.000 clientes, de gas y luz entre el mercado regulado y el liberalizado.

Normas
Entra en El País para participar