Cooperación

Unicef celebra el Premio Princesa para GAVI por su labor esencial para niños

La agencia de las Naciones Unidas que trabaja para defender los derechos de la infancia considera a la Alianza un socio clave

Foto de la la Alianza Mundial por la Vacunación.
Foto de la la Alianza Mundial por la Vacunación. FPA

La concesión del Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional 2020 a la Alianza Mundial por la Vacunación (GAVI) es un reconocimiento a la labor vital que lleva a cabo esa institución y que se ha hecho aún más esencial con la pandemia del coronavirus, destacó Unicef.

"Este prestigioso premio es testimonio del trabajo de GAVI para salvar vidas de niños", dijo a Efe la española Paloma Escudero, jefa de comunicaciones de la agencia de la ONU para la infancia.

Unicef, que forma parte de la Alianza por la Vacunación, considera a GAVI un "socio clave" por su apoyo para "inmunizar a millones de niños en algunos de los países más vulnerables".

"Este trabajo es aún más esencial ahora que la COVID-19 continúa cambiando drásticamente las vidas de millones de personas alrededor del mundo", subrayó Escudero.

Unicef participa junto a otras instituciones como la Organización Mundial de la Salud o el Banco Mundial en GAVI, formada por toda una serie de entidades públicas y privadas con el objetivo de facilitar el acceso a vacunas a niños que viven en los países más pobres del mundo. El despacho de abogados Linklaters también ha asesorado a GAVI en calidad de trabajo pro bono.

Desde su constitución en el año 2000 ha logrado la inmunización de más de 760 millones de niños, una cifra a la que se suman alrededor de 200 millones más que han participado en campañas esporádicas de vacunación.

Según sus estudios, se estima que su labor ha evitado la muerte de más de 13 millones de personas.

GAVI cuenta con una red de operaciones que se extiende actualmente por 73 países y engloba a gobiernos, asociaciones, ONG, agencias de desarrollo, fundaciones, empresas y otros organismos de todo el mundo.

En las dos últimas décadas ha conseguido que prácticamente la mitad de la población infantil del planeta esté protegida por rutinas de vacunación.

Normas
Entra en El País para participar