El BPI anima a los bancos centrales a crear una divisa digital para acelerar su transformación

Insta a crear un sistema de pagos accesible, seguro y transfronterizo adaptado a la economía digital

Sede del Banco Internacional de Pagos (BPI) en Basilea (Suiza)
Sede del Banco Internacional de Pagos (BPI) en Basilea (Suiza) Bloomberg

El Banco de Pagos Internacionales (BPI) ha pedido a los bancos centrales que aceleren en su estrategia de pagos digitales para enfrentarse a los nuevos desafíos que se presentan tras la crisis del Covid-19. En ese sentido, en su informe económico anual, la entidad ha animado a la creación de una divisa digital como solución a las transacciones transfronterizas que proporcionen un medio accesible y seguro para los clientes.

El informe señala que la estructura que proporcionan los bancos centrales y comerciales y la promoción de la interoperabilidad y la competencia son claves para mantener unos servicios de pago accesibles, de bajo coste y de alta calidad, pero que también deben fomentar la innovación para resolver las deficiencias sistémicas y garantizar que los hogares y las empresas tengan acceso a distintos métodos de pago seguros y eficientes. Por ello, señala la oportunidad que supondría la emisión de CBDC (divisas digitales) por parte de los bancos centrales que podrían ofrecer “un medio de pago nuevo, seguro y ampliamente accesible”.

“Los bancos centrales de todo el mundo están intensificando sus esfuerzos en estudiar las CBCD y, ya sea al por mayor o al por menor, el objetivo es crear instrumentos de pago seguros para realizar operaciones que se adapten a las exigencias de la economía digital”, ha explicado Benoît Coeuré, jefe del centro de innovación del BIS. Igualmente, ha llamado a la cooperación internacional, ya que “la coordinación de políticas internacionales puede garantizar que todos los avances en los sistemas de pago faciliten una mayor eficiencia, integración transfronteriza, seguridad, inclusión financiera e innovación”.

El informe indica que la función de los bancos centrales en la era digital será más fundamental que nunca y que las divisas digitales emitidas por un banco central pueden “fomentar la competencia entre el sector privado, establecer altos estándares de seguridad y de gestión de riesgo y servir como catalizador de innovaciones en sistemas de pago, finanzas y el comercio en general”.

El virus eleva los pagos contactless

Por otro lado, el BPI dedica un capítulo especial en su informe a analizar las implicaciones de la transformación de los sistemas de pago en los últimos años y el impacto que ha tenido nuevo coronavirus en las formas de realizar las transacciones de los consumidores, con un repunte del pago con tarjeta sin contacto.

De esta forma, la entidad ha pedido profundizar en las estrategias digitales de los bancos para ofrecer soluciones que ya están implementando otras plataformas como fintech. “A medida que las innovaciones surgen cada vez más fuera de la estructura tradicional que proporcionan los bancos centrales y los bancos comerciales, es esencial que las autoridades supervisoras se enfrenten a los desafíos que plantean estas innovaciones para mantener la integridad del sistema de pagos”, ha expresado Hyun Song Shin, asesor económico y jefe de investigación del BIS. Asimismo, añadió que “si bien el sector privado está en una buena posición para explotar su ingenio y creatividad con el objetivo de ofrecer una mayor experiencia a los clientes, esto se hace mejor sobre las sólidas bases de un banco central”.

El informe también analiza el efecto de la pandemia en los pagos minoristas. En ese sentido, los pagos contactless supusieron más del 33% de las transacciones con tarjeta frente a poco más del 27% que suponían en septiembre, aunque destaca el menor acceso de los colectivos con menos recursos y los no bancarizados a este tipo de pagos. Además, resalta el rápido crecimiento del comercio electrónico y la caída en las transacciones transfronterizas.

Normas
Entra en El País para participar