Tecnología

El Gobierno crea una aplicación que remite un mensaje a quien haya tenido contacto con positivos por Covid-19

La prueba piloto tendrá lugar en La Gomera del 29 de junio hasta el 13 de julio

El AMB limpia y desinfecta juegos infantiles, equipamientos deportivos y fuentes de parques metropolitanos.
El AMB limpia y desinfecta juegos infantiles, equipamientos deportivos y fuentes de parques metropolitanos. AMB

El Consejo de Ministros ha dado luz verde al contrato para diseñar, desarrollar y evaluar una herramienta, aún en fase de ensayo, para detectar contactos de coronavirus en España. Se trata de una app desarrollada por Indra por un importe de 330.537,52 euros, que emplea uno de los protocolos que más respeta la privacidad de los usuarios, según han explicado fuentes de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial. "La app no recoge ni un dato personal, por lo que no se gestiona ni un solo dato crítico", han indicado.

El sistema se conoce como DP-3T (Rastreo de Proximidad Descentralizado que Preserva la Privacidad, en sus siglas en inglés) y es el mismo que utiliza la mayor parte de países europeos que también están desarrollando sus propias herramientas para reducir el impacto de la enfermedad y la expansión de nuevos contagios en un futuro. Según ha explicado el Gobierno, es importante utilizar el mismo método que la mayoría de países de Europa para poder "interoperar" con ellos. De esta manera, un turista alemán, por ejemplo, podrá utilizar el mismo sistema aunque la app sea distinta, en su país de origen y en España.

La isla canaria de La Gomera es el escenario elegido para llevar a cabo la prueba piloto de esta app de rastreo de contactos, que tendrá lugar entre el 29 de junio y el 13 de julio, antes de ponerla en marcha en toda España "en septiembre u octubre". Según fuentes del Gobierno, la app es compatible con el resto de herramientas que ya se utilizan para controlar la epidemia en varias comunidades autónomas.

Según la Secretaría, la herramienta funciona a través de la tecnología bluetooth. El usuario, con la app instalada y el modo bluetooth activado, irá recolectando los códigos encriptados de las personas con las que se cruce, solo si ha pasado más de 15 minutos con ellas y a menos de dos metros de distancia. Toda esta información, de manera anónima y efímera, será acumulada en el móvil del usuario. Cuando una persona, tras una prueba PCR, da positivo, el personal del centro de salud o del  hospital enviará esta información al servidor, si así lo autoriza el ciudadano infectado. Es en ese momento cuando se cruzan los datos y los usuarios que se hayan encontrado con la persona contagiada, reciben una alerta en su app para que se pongan en contacto con las autoridades sanitarias.

La herramienta no es de uso obligatorio ni utiliza datos de localización. "Nadie está obligada a comunicar que ha sido infectado, por eso es tan importante la sensibilización, las campañas de adopción y la responsabilidad individual", han explicado estas mismas fuentes.

Lo más novedoso de la prueba piloto consiste en "simular contagios". La intención del Gobierno es que unas 3.000 personas se descarguen la app en La Gomera e introducir unos 300 falsos positivos entre ellos, para simular una pandemia que infecte al 10% de la población. "Esto es lo que hace este piloto único porque estamos edificando en una sociedad sin riesgo real cómo funcionaría esta aplicación en esta situación de riesgo". A partir de este programa piloto, se valorará cómo podría convivir esta herramienta con los sistemas sanitarios de cada Comunidad Autónoma. "Ya estamos trabajando con las comunidades autónomas para ver cómo se puede integrar la app en sus sistemas", han comentado fuentes del Gobierno.

El proyecto ha sido fruto de la colaboración del Ministerio de Sanidad, la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, el Servicio Canario de Salud y las direcciones generales de Modernización y Nuevas Tecnologías del Gobierno de Canarias.

 

 

Normas
Entra en El País para participar