Automoción

Gestamp acelera el coche eléctrico con un nuevo centro tecnológico

Inversión de 17 millones en Bizkaia con apoyo del Gobierno vasco

Francisco Riberas ,presidente de Gestamp.
Francisco Riberas ,presidente de Gestamp.

Gestamp ya anunció, en medio del parón de la industria de automoción provocado por el coronavirus, que solo paralizaría las inversiones que no fueran trascendentales para el fabricante de componentes de automoción.

Dicho y hecho. La corporación que preside Francisco Riberas sigue adelante con la estrategia relacionada con el coche eléctrico. Destinará 17 millones a un nuevo laboratorio en Amorebieta (Bizkaia) dedicado a la investigación en piezas con nuevos materiales y menos peso, para compensar la carga que supone la batería que impulsa a los vehículos eléctricos.

El proyecto está apoyado por el Gobierno vasco con una subvención de ocho millones, según ha anunciado este martes Arantza Tapia, consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Ejecutivo de Vitoria. En Euskadi, la industria de las cuatro ruedas es fundamental. La comunidad autónoma cuenta con la planta de ensamblaje de vehículos de Mercedes-Benz de Vitoria y con un tejido de proveedores locales de automoción del que dependen 40.000 empleos.

En Amorebieta, Gestamp ya cuenta con un laboratorio de ensayos relacionados con el chasis de los vehículos y con un centro de formación de sus propios trabajadores en troquelería. Todo bajo el techo de AIC, un complejo tecnológico que busca avances en esta industria y donde diversos proveeedores, que son competidores en el mercado, comparten sus avances.

Tapia ha anunciado este martes, tras la celebración del consejo de Gobierno que preside el lehendakari Iñigo Urkullu, que el nuevo laboratorio también buscará desarrollos relacionados con la fábrica digital.

La consejera y Francisco Riberas suscribirán los próximos días y de forma telemática el nuevo convenio entre el Gobierno vasco y Gestamp.

Normas
Entra en El País para participar