Bebidas

Osborne acelera su estrategia de compras y alianzas en plena crisis del covid

Estudia operaciones tanto en bebidas como en alimentación

El consejero delegado de Osborne, Fernando Terry
El consejero delegado de Osborne, Fernando Terry

Grupo Osborne acelerará su estrategia de compras en los próximos meses. El grupo bodeguero y de alimentación analiza nuevas adquisiciones y alianzas pese a que la crisis del Covid-19 ha afectado de manera frontal en su negocio, expuesto como está al sector hostelero y turístico. Sin embargo, la compañía gaditana ya maneja opciones para complementar sus marcas, tanto de bebidas como en alimentación.

 Así lo explica a CincoDías el consejero delegado del grupo, Fernando Terry. “Vemos que la parte de crecimiento inorgánico se va a acelerar en los próximos meses”, analiza el ejecutivo. “Creemos que puede haber oportunidades en diferentes categorías. Tenemos en estudio ciertas marcas que pueden ser interesantes”, añade.

Tampoco descarta intensificar la vía de las alianzas con otras firmas, por ejemplo a la hora de encargarse de la distribución de marcas extranjeras en España con acuerdos de reciprocidad. Por ejemplo, que una compañía de la que Osborne vaya a distribuir sus productos haga lo propio con los del grupo español en el mercado donde opere con la participación de sus equipos. “Buscamos un siguiente paso, apoyar a nuestras marcas con nuestro propios personal dentro de esos equipos de distribuidores”, dice el consejero delegado, para quien la venta internacional es “la horma para salvaguardar el futuro”.

En cuanto a las adquisiciones, Osborne priorizará marcas con capacidad para desarrollarse en el mercado. El mejor ejemplo lo tienen en casa: la ginebra gallega Nordés, fundada en 2012 y adquirida por Osborne en 2015. Desde entonces ha doblado su facturación y es una de las que más aportan a los beneficios consolidados del grupo.

“Ojalá hubiese muchas Nordés. No suele haber muchos casos así. El éxito ha sido muy bueno y vemos que tiene recorrido internacional, aunque cuesta más trabajo. En el mercado nacional hay posibilidades”, dice Terry.

Este explica que Osborne tiene capacidad para analizar las opciones que aparezcan en el mercado, siempre dentro de unos límites. El consejero delegado del grupo confirma que han renegociado sus líneas de crédito con sus bancos de referencia , entre ellos BBVA, para ampliar su colchón de liquidez aprovechando los avales del ICO y así hacer frente a los aplazamientos de cobros a sus clientes.

El negocio de Osborne se ha visto afectado por el Covid-19 no solo en España, sino también en sus mercados internacionales clave, como China, EE UU o Brasil.

En torno al 45% de la facturación total del grupo procede del canal hostelería y restauración, parado durante meses. “Durante este tiempo hemos estado con una caída de ventas muy significativa que hemos ido compensado por una subida de entre el 15 y el 20% en el canal alimentación y un 100% en el online, aunque el punto de partida no era muy significativo”.

La desescalada en la hostelería alivia la situación, aunque lentamente. En fase 1 abrieron alrededor del 10% de los clientes de Osborne; entre la segunda y la tercera el porcentaje ha crecido hasta el 35%.

A ello se une el desplome de turismo extranjero que se prevé para el verano. “Va a ser difícil, pero yo no lo doy por perdido. Es una carrera a medio y largo plazo y hay que ir poco a poco. Lo importante es que no haya rebrotes. Ni económica ni socialmente nos podemos permitir otro confinamiento”, dice Terry.

Este no prevé una recuperación del consumo previo a la crisis hasta finales de 2021 y 2022. Para el futuro inmediato, cree que la foto estará clara después del verano. “Navidad será un test duro. Ahí percibiremos la realidad a la que nos enfrentaremos”. El consejero delegado prefiere no anticipar previsiones para este año. Sí confirma que 2019 lo cerró con una ligera subida de los ingresos consolidados, que en 2018 fueron de 225 millones, y que el beneficio se mantuvo en línea con los 12 millones de ese año.

“Seguimos viendo muchas oportunidades para Cinco Jotas en China”

Lujo. Pese a la situación generada en China por la pandemia y a la crisis económica derivada de la misma, Fernando Terry sigue viendo gran potencial de crecimiento en su enseña de jamones Cinco Jotas. “El producto gusta, tiene encaje, veo muchas posibilidades. Pero tenemos que ser muy prudentes. Confiemos en que la situación se normalizará aunque haya baches y que la tendencia sea de crecimiento como en los últimos ocho años”.

Junta. Osborne celebrará junta de accionistas el próximo 25 de julio. Será una cita histórica puesto que por primera vez no se aprobará el reparto de dividendo, tras la decisión de la compañía de cancelarlo por la pandemia. “Debíamos proteger el negocio. Es una medida necesaria y correcta”, asegua Fernando Terry.

Normas
Entra en El País para participar