Banca

UE relaja las exigencias de capital para reforzar el crédito a familiar y empresas por el Covid

El pleno del Parlamento Europeo ha dado su visto bueno al informe del eurodiputado del PSOE Jonás Fernández

Banderas europeas ondean frente a la sede de la Comisión Europea en Bruselas (Bélgica).
Banderas europeas ondean frente a la sede de la Comisión Europea en Bruselas (Bélgica). EFE

Como esperaban las entidades financieras españolas, y en general las europeas, el Parlamento Europeo ha aprobado un paquete de medidas para la banca con el objetivo de flexibilizar ciertos requerimientos de capital para que estas entidades financieras “puedan apoyar plenamiente a los ciudadanos y a las empresas” durante la crisis del Covid, impulsando el crédito, sobre todo a particulares y pymes.

Las instituciones de la Unión Europea dieron el viernes el último paso para aprobar estas medidas que relajan de manera temporal las normas sobre requisitos de capital. El pleno del Parlamento Europeo ha dado así su visto bueno al informe del eurodiputado del PSOE Jonás Fernández con 502 votos a favor, 169 en contra y 17 abstenciones al acuerdo alcanzado al respecto con el Consejo de la UE, la institución que representa a los Estados miembros.

Este voto era la última etapa antes de que las modificaciones legislativas entren en vigor una vez sean publicadas en el Diario Oficial de la UE.

Entre los cambios se encuentra, como ha ido informando Cinco Días, una enmienda que excluye de manera temporal el ratio de apalancamiento obligatorio para todas las entidades financieras del cálculo de las reservas que deben tener depositadas en los bancos centrales. También retrasan un año, hasta el 1 de enero de 2023, la fecha en la que los bancos calificados como sistémicos tienen que contar con un colchón adicional sobre este ratio de apalancamiento.

Además, se adelanta la entrada en vigor de algunas normas bancarias aprobadas el año pasado. Una de ellas permitirá que los bancos no tengan que restar de su capital regulatorio los activos de software, con el objetivo de impulsar inversiones en tecnología y digitalización. Se iguala así la norma a la ya existente en Estados Unidos.

Además, se acelera la entrada en vigor de la norma que permitirá a pensionistas o trabajadores con contrato fijo obtener un préstamo en condiciones más favorables si estos créditos están avalados con su propia pensión o salario, respectivamente.

Se adelanta también la aplicación del factor de apoyo a pymes, que permite un trato prudencial más favorable ante ciertas exposiciones, una medida que “asegura el flujo de crédito a empresas y apoya la inversión en infraestructura”, según la Eurocámara.

Disposiciones transitorias

Gran parte de este paquete de medidas bancarias aprobadas el viernes es una mitigación del impacto de la norma contable IFRS 9, para ampliar las disposiciones transitorias en el capital de los bancos de 2020 a 2024. Entre las enminedas presentadas por algunos eurodiputados estaba la de ampliar la suspensión del dividendo hasta octubre de 2021. No ha prosperado, pero se ha abierto el debate.

Normas
Entra en El País para participar