Telefónica Servicios Audiovisuales crece un 33% con satélites e ingeniería

La filial adquirió en 2019 el telepuerto de Guadalajara por 5,2 millones

La teleco renueva su alianza con Hispasat para el área de empresas

Telepuerto de Telefónica en Armuña de Tajuña (Guadalajara).
Telepuerto de Telefónica en Armuña de Tajuña (Guadalajara).

Telefónica Servicios Audiovisuales (TSA) registró unos ingresos de 60,50 millones de euros en 2019, una cifra que supone un incremento del 33% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. En el informe sobre las cuentas anuales remitido al registro mercantil, la compañía explica que el crecimiento por línea de negocio ha estado centrado fundamentalmente en el área de ingeniería audiovisual, con la realización de “importantes proyectos” en España y Latinoamérica.

En el mercado español destaca el sistema de redacción de operaciones y la actualización de fondos documentales para Televisión Española, la digitalización de la Televisión de las Islas Baleares o la renovación del equipamiento audiovisual del Parlamento de Cataluña, entre otros. En Latinoamérica, la filial de Telefónica realizó la prestación de todos los servicios audiovisuales de los Juegos Panamericanos de Perú.

Asimismo, la empresa incorporó el negocio de operaciones por satélite, movimiento que contribuyó a que la cifra de negocio en el área de Servicios Audiovisuales se incrementase “significativamente”.

En el informe, la empresa destaca que, durante 2019, las inversiones más importantes correspondieron a la venta de activos realizada por Telefónica de España a TSA para la prestación de servicios en el telepuerto de Armuña de Tajuña (Guadalajara) por 5,21 millones de euros.

TSA señala que, con esta operación, se consigue concentrar todos los servicios de telecomunicaciones por satélite que presta el grupo Telefónica en una única compañía, posibilitando sinergias por eficiencia en costes que ya se han empezado a reflejar en resultados y apostando por diversificar este negocio hacia clientes terceros. Además, se han acometido inversiones para la red de contribución de clientes, las plataformas y el servicio OTT multiplataforma.

Bajo estos parámetros, el ebitda fue de 2,3 millones de euros frente a los 3,9 millones negativos del ejercicio anterior. El resultado antes de impuestos ascendió a 0,8 millones de euros, frente a las pérdidas de 4,9 millones del año anterior.

Hispasat

Telefónica ha continuado con su avance en el área de los satélites. Ayer, anunció un nuevo acuerdo con Hispasat para la renovación plurianual del servicio satelital que la teleco ofrece tanto a empresas como a organismos públicos.

De esta forma, Hispasat seguirá ofreciendo a través de la huella europea del satélite H30W-6 un servicio que viene prestando a la teleco desde hace más de 15 años.

Entre ellos figura el establecimiento de conectividad remota para redes corporativas de empresas con sedes ubicadas en zonas con cobertura terrestre insuficiente o nula (como las compañías del sector energético), el uso del satélite como backup para aumentar la disponibilidad de las comunicaciones en centros críticos públicos o privados (en es el caso de las confederaciones hidrográficas o las estaciones de medición meteorológicas), la supervisión de procesos industriales a distancia o de telemetría, las soluciones de emergencia que precisan conectividad en movimiento, la transmisión de contenidos audiovisuales o incluso aplicaciones ligadas a galerías comerciales o entidades bancarias.

El acuerdo complementa el alcanzado el año pasado para renovar el arrendamiento de capacidad espacial, con el H30W-6, que permite a Telefónica ofrecer el servicio universal de banda ancha por satélite en toda España.

Francisco Panduro, responsable comercial de TSA en Europa destacó que, “gracias a Hispasat y al telepuerto que Telefónica posee en Armuña de Tajuña, somos capaces de ofrecer servicios satelitales profesionales según las necesidades específicas de cada uno de los clientes”.

Nuevo dividendo en Brasil

Aprobación. El consejo de administración de Telefónica Brasil, la mayor filial cotizada del grupo español, aprobó el pago de una remuneración a los accionistas, bajo la fórmula de interés por capital propio (típica de las empresas del país sudamericano), de 900 millones de reales brasileños (unos 153,1 millones de euros), con cargo al ejercicio fiscal 2020.

Pago. Este desembolso para los inversores tiene una retención fiscal del 15%, por lo que la cantidad final a repartir es de 765 millones de reales brasileños (unos 130,1 millones de euros). Telefónica, dada su posición de primer accionista de la compañía con el 73,58% del capital, percibirá en torno a 558 millones de reales brasileños (cerca de 94,9 millones de euros). La empresa precisó que los intereses sobre el capital propio se cargarán al dividendo mínimo obligatorio para el conjunto del ejercicio fiscal de 2020.

Normas
Entra en El País para participar