Telefónica valora DTS en 1.038 millones ante su integración en la filial española

El importe supone el 7,5% del activo de Telefónica de España

La televisión de pago es un área estratégica para la operadora

Telefónica valora DTS en 1.038 millones ante su integración en la filial española

Telefónica continúa con los procesos de reorganización societaria. Dentro de estos movimientos, Telefónica de España está cerca de concluir el proceso de integración de su filial Distribuidora de Televisión Digital (DTS), histórica matriz de la antigua Canal+, adquirida por la teleco en 2015. En su informe financiero correspondiente al ejercicio de 2019, remitido al registro mercantil, la compañía señala que el coste de adquisición asciende a un importe de 1.038 millones de euros.

La teleco precisa, igualmente, que el importe supone el 7,5% del total del activo de Telefónica de España. DTS tiene como actividad principal la prestación de servicios de difusión de televisión digital. En este momento, es la sociedad matriz de áreas como Movistar+ o Lite.

En el citado informe, la compañía señala que el resultado de DTS en el año 2019 ascendió a 29,83 millones de euros, un 74% más que en el ejercicio fiscal anterior, cuando alcanzó los 17,07 millones. Al mismo tiempo, la sociedad cuenta con un capital de 80,35 millones, con unas reservas de 80,23 millones (por encima de los 63,15 millones del año anterior).

La puesta en marcha de los trámites para la integración de DTS en Telefónica de España se aprobó el pasado 30 de enero. El objetivo de la compañía pasa por cerrar la integración antes del 30 de junio. En términos laborales, la absorción de la sociedad supondrá el paso de la plantilla de DTS a Telefónica de España, que en la actualidad supera los 80 trabajadores.

Negocio estratégico

El segmento de la televisión de pago y los contenidos se han convertido en estratégicos en los últimos años para la operadora, y en una de las vías de crecimiento y captación de clientes.

En el informe anual, Telefónica de España indica que su planta de accesos de televisión de pago al cierre de 2019 era de 4,1 millones, prácticamente la misma cifra que a la conclusión del ejercicio anterior. A su vez, la empresa cerró el primer trimestre de este año, un periodo marcado por el agravamiento de la crisis por culpa del contagio del coronavirus Covid-19, con 4,03 millones de clientes de televisión de pago. A principios de 2015, antes de cerrar la compra de DTS, la planta de accesos de televisión de pago de Telefónica en el mercado español totalizaba cerca de 1,9 millones.

Según fuentes conocedoras del proceso, con este movimiento, Telefónica busca concentrar sus distintos negocios en una misma sociedad. Unos negocios que, por otra parte, se comercializan, en gran medida, de forma conjunta a través de las tarifas convergentes fijo-móvil de Fusión.

Además, estas fuentes indican que con una única estructura societaria en este ámbito se ahorrarán costes y se facilitará la gestión, frente a la actual existencia de negocios independientes.

En términos generales, con este nuevo movimiento, el grupo reduce perímetro societario y estructura de filiales.

Normas
Entra en El País para participar