Madrid y Andalucía ultiman restricciones regionales para la nueva normalidad

El Ejecutivo madrileño no entrará directamente en la nueva normalidad el 21 de junio sino de ‘forma progresiva’

La Junta pide que no se celebren ferias, fiestas ni verbenas este verano

El vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado.
El vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado. D.SINOVA / COMUNIDAD DE MADRID

Desde el lunes pasado, más del 70% de la población se encuentra en territorios en fase 3. Este último escalón de la desescalada devuelve a los Gobiernos regionales las competencias que tenían antes de la crisis sanitarias. Pueden decidir si aplicar o no las normas de restricción que indica el Ministerio de Sanidad para esta fase, flexibilizarlas, permitir la movilidad entre las comunidades autónomas si se ponen de acuerdo entre ellas e, incluso, avanzar al estado de nueva normalidad antes del 21 de junio, fin del estado de alarma, cuando los españoles podrán moverse por todo el territorio sin limitaciones. Con el balón en su tejado, algunos Gobiernos autonómicos ya han comenzado a adaptar las medidas a sus necesidades.

En el caso del Ejecutivo de la Comunidad de Madrid, ha pasado de las prisas al paso a paso. Este martes ha anunciado que no entrará directamente en la nueva normalidad el 21 de junio, sino que impondrá restricciones para hacerlo de "forma progresiva". Así lo ha desgranado el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, que ha desvelado que en los próximos días celebrarán un Consejo de Gobierno extraordinario donde aprobarán medidas restrictivas similares a las de la fase 3 para aplicarlas a partir de la semana que viene. Según Aguado, tendrán que ver "con la apertura gradual de los sectores económicos de la Comunidad" así como de las escuelas infantiles e instalaciones dependientes de la Consejería de Políticas Sociales.

"No volveremos a la nueva normalidad a partir del domingo sino que iremos progresivamente, de forma escalonada, recuperando la normalidad en el sector de la restauración, hoteles, ocio, espectáculos o entretenimiento. Iremos avanzado gradualmente pero no en bloque, no de una sola vez, sino por etapas, por fases", ha explicado Aguado.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, por su parte, ha anunciado que su Gobierno trabaja en una norma para evitar nuevos focos de coronavirus. "Ya creemos que es mejor salir a partir del lunes y estamos preparando un decreto que presentaremos el jueves o el viernes sobre cómo nos vamos a mover en Madrid en los próximos meses para tener un verano tranquilo. El virus todavía está entre nosotros y hay que evitar cualquier rebrote", ha explicado en una rueda de prensa.

La Junta de Andalucía tampoco espera pasar a la nueva normalidad antes de tiempo y ha decidido mantener la recomendación a los ayuntamientos de no celebrar ferias, fiestas ni verbenas en los meses de julio y agosto. Así lo ha anunciado Elías Bendodo, portavoz del Gobierno andaluz, que ha insistido en que son los Gobiernos de cada Ayuntamiento los que tienen las última palabra. "La Junta mantiene la recomendación de no celebrarse en julio y agosto y ver cómo evoluciona la pandemia y si en septiembre se podría hacer algún tipo de celebración de este tipo, pero todavía es pronto, eso no se podrá abordar hasta mediados de agosto", ha explicado.

La Generalitat, al contrario de la opción de los ejecutivos madrileño y andaluz, se ha decantado por pedir avanzar a la fase 3 al área metropolitana de Barcelona y la zona sanitaria de Lleida, aún en fase 2, antes de que termine el estado de alarma. El Ministerio de Sanidad celebrará una reunión con el Gobierno catalán este miércoles para decidirlo.

Euskadi, por su parte, prevé adelantar la entrada a la nueva normalidad este viernes, tres días antes de que finalice la fase 3 de la desescalada. El Gobierno vasco, que considera controlados los rebrotes localizados en varios centros de salud de la región durante la semana pasada, pretende facilitar la movilidad entre el País Vasco y Cantabria. Miguel Ángel Revilla, el presidente cántabro, ha anunciado que acordará la movilidad con Euskadi a partir del viernes igualmente. 

El resto de Gobiernos autonómicos esperarán a entrar a la nueva normalidad el domingo, como estipula el Ejecutivo central. Galicia es la única región que la inauguró el lunes aunque sin demasiados cambios tangibles y con pies de plomo. Alberto Nuñez Feijóo, el presidente de la Xunta, advirtió el lunes de los "riesgos" a partir del 21 de junio para toda España porque "la pandemia continúa". Incluso, el presidente prevé una norma de salud pública que permita "limitar la movilidad" de algunos territorios con nivel de contagios altos una vez se levante el estado de alarma para toda España.

Los Ejecutivos en fase 3 han instaurado una especie de reino de taifas modificando las restricciones de desescalada marcadas por Sanidad. Es el caso de los aforos, que muchas los han aumentado hasta el 75%, desde el 50% que establece la norma general, para sus comercios minoristas, el interior de bares y restaurantes –incluida la zona de la barra-, las zonas comunes de los hoteles y las actividades culturales.

En esta fase, la movilidad entre las provincias de la misma Comunidad Autónoma también es posible. Sin embargo, la Junta de Castilla-La Mancha ha dividido la provincia en dos. Los ciudadanos de Cuenca y Guadalajara, en fase 3 desde hace una semana, podrán moverse entre las dos provincias, y los que viven en Toledo, Albacete y Ciudad Real, en este estadio desde el lunes, no podrán salir.

Otro punto controvertido es el ocio nocturno. El Ministerio permite la apertura de discotecas y bares de copas en fase 3 sin pista de baile y con un tercio del aforo, sin embargo, muy pocas comunidades autónomas han decidido reabrirlos. En el caso de la Comunidad Valenciana, han sido los propios empresarios los que han tomado esta decisión por considerar la apertura de los locales inviable económicamente. Solo cuatro territorios han decidido reabrir. Se trata de  Aragón, que ha permitido abrir solo la mitad de sus discotecas; Extremadura, a la mitad de su capacidad; Cantabria y Castilla La-Mancha.

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar