Lyxor ETF alcanza los 300 millones de euros en activos bajo gestión

La gama de inversión socialmente responsable alcanza los 2.000 millones de euros

Lyxor ETF alcanza los 300 millones de euros en activos bajo gestión

Lo verde sigue de moda. Lyxor anuncia que el Lyxor Green Bond (DR) UCITS ETF - Acc supera ahora los 300 millones de euros en activos bajo gestión, lo que lo convierte en el mayor ETF de bonos verdes del mundo en volumen.

Estos volumen demuestra el potencial del segmento de mercado de ETF de ESG en el contexto de la alta volatilidad creada por la crisis de Covid-19. Este ETF, que fue el primero lanzado sobre bonos verdes en febrero de 2017 y que replica el índice de referencia Solactive Green Bond EUR USD IG, está invertido en bonos verdes de calidad (investment grade), denominados en euros y en dólares estadounidenses.

Estos bonos están emitidos por emisores supranacionales, gobiernos, autoridades públicas, empresas, bancos y bancos de desarrollo para financiar proyectos o activos que presentan un beneficio para el medio ambiente en diversos campos como las energías limpias, la eficiencia energética de construcciones, el transporte o el agua. Los bonos verdes elegibles para el índice están aprobados de forma independiente por la Climate Bonds Initiative.

Estos títulos deben financiar actividades definidas por la Climate Bond Taxonomy y cumplir con los criterios de los Climate Bonds Standards. El ETF ha obtenido el sello Greenfin, creado a finales de 2015 por el Ministerio francés de la Transición Ecológica y Solidaria para garantizar la calidad verde de los fondos de inversión. Este ETF simboliza el compromiso de Lyxor en la lucha contra el cambio climático, que se ha reforzado aún más con el reciente lanzamiento del primer ecosistema de ETF “Climate” diseñados para cumplir las nuevas normas de la Comisión Europea y las ambiciones del Acuerdo de París en materia de la lucha contra el calentamiento global.

En total, la gama de ESG de Lyxor ETF gestiona actualmente más de 2.000 millones de euros en activos bajo gestión . El contexto actual, caracterizado por el Covid-19 y la gran volatilidad de los mercados, ha reforzado la conversión de los inversores a la inversión sostenible. En Europa, los ETF de ESG recaudaron 1.000 millones de euros en el punto álgido de la crisis de los mercados en marzo y más de 10.000 millones de euros a finales de mayo3 . Estas inversiones, que no responden a esquemas de asignación táctica a corto plazo, tienden a alojarse en bolsillos estables de carteras y reflejan un cambio estructural en marcha entre todo tipo de inversores.

Normas
Entra en El País para participar