Puig cierra la compra de una "participación mayoritaria" en Charlotte Tilbury

El mercado especula que el importe, que no ha sido confirmado, se elevaría a 900 millones

Charlotte Tilbury Puig Ampliar foto
Marc Puig, presidente de Puig.

Puig ha confirmado este jueves que ha cerrado la adquisición de una participación mayoritaria en Charlotte Tilbury, una de las marcas de maquillaje más utilizadas por las celebrities, aunque no ha confirmado el importe de la transacción, que el mercado valoraba en los últimos días en el entorno de los 900 millones de euros. "Puig ha adquirido una participación mayoritaria de Charlotte Tilbury, cuya fundadora mantendrá una participación minoritaria significativa", afirma el comunicado remitido a los medios de comunicación. La propia Tilbury permanecerá como presidenta y responsable creativa de la firma, y Demetra Pinsent como consejera delegada.

Además de Puig, el banco de inversión BDT Capital Partners también ha adquirido una participación minoritaria de la firma, además de haber actuado como asesor financiero de la compañía en la transacción. “Estamos realmente entusiasmados de asociarnos con Charlotte y su equipo, y apoyarlos en la próxima etapa de desarrollo de la marca”, ha afirmado Marc Puig, presidente y consejero delegado de Puig en un comunicado. “Estamos orgullosos de dar la bienvenida a Charlotte a nuestra familia. Esta adquisición es clave en nuestro objetivo para desarrollar un sólido negocio de maquillaje y cuidado de la piel”, añade.

Además de BDT Capital Partners en la parte financiera, Baker & McKenzie ha actuado como asesor legal de Puig en la operación. Por el lado de Charlotte Tilbury lo han hecho Goldman Sachs, Freshfields Bruckhaus Deringer, Jefferies y Withers Worldwide.

La empresa explica que con la incorporación de Charlotte Tilbury suma una marca de maquillaje y cuidado de la piel "consolidada y de rápido crecimiento" que "reforzará la posición de Puig en la categoría y le permitirá ser un gran competidor global con tres ejes en la categoría de belleza de lujo".

Puig, con sede en Barcelona, ha tomado de esta forma la delantera a otros gigantes mundiales del sector de la cosmética que estaban detrás de Charlotte Tilbury, como L'Oréal, Estée Lauder y la japonesa Shiseido, que también llegaron a mostrar su interés en esta adquisición.

La firma radicada en Londres alcanzó en el ejercicio 2018, último con datos disponibles, una facturación de 100 millones de libras, unos 112 millones de euros al cambio actual, lo que supuso un crecimiento del 33% respecto al ejercicio anterior. El beneficio neto fue de 3,5 millones de libras, casi 4 millones de euros, casi un 35% mayor que en 2017.

Entre los ejercicios 2015 y 2018 sus ingresos se multiplicaron por cuatro, un crecimiento fulgurante que atrajo la atención de los grandes del sector. Finalmente, Puig se adelantó a los demás.

Charlotte Tilbury. ampliar foto
Charlotte Tilbury.

Normas
Entra en El País para participar