La natalidad más baja desde que hay registros rebaja el saldo de población española en 2019

España notificó un saldo vegetativo negativo, es decir, hubo más muertes que nacimientos según los datos provisionales del INE del año pasado

Dos mujeres pasean con sus bebés en carrito.
Dos mujeres pasean con sus bebés en carrito. MARTA FERNÁNDEZ JARA - EUROPA PR

La natalidad sigue en caída libre. En 2019 nacieron 13.007 niños menos que en 2018. En total, se registraron 359.770 nacimientos en España el año pasado, un descenso del 3,5% respecto al año anterior. Nacieron. Es la cifra más baja desde hace más de cuatro décadas, según los datos provisionales del movimiento natural de población que ha publicado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística. Una de las consecuencias es que el saldo vegetativo del año pasado fue negativo, es decir, hubo más muertes que nacimientos. En concreto, se cuantificaron 57.146 fallecidos más que nacimientos.

Solo cuatro comunidades autónomas tuvieron un saldo vegetativo positivo durante 2019. Madrid, Murcia, Baleares y Melilla. Los nacimientos solo aumentaron en La Rioja (3%) y en la Ciudad Autónoma de Ceuta fue donde menos hijos nacieron el año pasado (un descenso del 14%).

La caída de nacimientos se debe a la disminución de la fecundidad y del número de mujeres en edad fértil. El año pasado las madres tuvieron 1,23 hijos de media, el valor más bajo desde el año 2001 y tres centésimas menos respecto al 2018. Además, el grupo de mujeres que concentra el 86% de nacimientos, entre los 25 y 40 años, se redujo el año pasado un 1,8%. De 4,85 millones en 2018 a 4,77. Según el INE, "ese rango de edades está formado por generaciones menos numerosas nacidas durante la crisis de natalidad de los 80 y la primera mitad de los 90".

La edad media de las madres se mantuvo en los 32,2 años aunque se observa que la disminución de nacimientos está acompañada por el retraso en la edad de maternidad. De hecho, el número de nacimientos entre las mujeres de más de 40 años ha crecido un 63% durante la última década. El año pasado, el 22,3% de los recién nacidos tuvieron madre extranjera frente al 20,8% del 2018. Además, las madres españolas tuvieron sus hijos a una edad media 2,6 años superior a la de las extranjeras.

2019 fue el quinto año consecutivo en que cayeron el número de nacimientos, desde el repunte en 2014 que rompió la tendencia a la baja de las últimas décadas. También es el tercer año consecutivo con saldo vegetativo negativo desde un leve repunte en 2016. La primera vez que el número de muertes superó al de nacimientos desde 1999 fue el año anterior, en 2015.

La mortalidad descendió en 2019, un 2,4% menos que el año anterior. La esperanza de vida aumentó el año pasado cuatro décimas, hasta los 83,6 años. En los hombres se situó en 80,9 años y en las mujeres alcanzó los 86,2 de media.

 

Normas
Entra en El País para participar