Transporte

Grupo Lufthansa acelera los recortes y su vuelta a los cielos en medio de fuertes pérdidas

El conglomerado declara 2.124 millones en rojo en el primer trimestre lastrado por la caída del tráfico y las coberturas de combustible

Aviones de Lufthansa estacionados en el aeropuerto Berlin Schoenefeld.
Aviones de Lufthansa estacionados en el aeropuerto Berlin Schoenefeld.

El confinamiento y las restricciones a los vuelos desde el mes de marzo pesan notablemente en los malos resultados del Grupo Lufthansa al cierre del primer trimestre. El mayor holding europeo de aerolíneas ha multiplicado casi por seis las pérdidas netas registradas a marzo de 2019, declarando ahora 2.124 millones en rojo.

Como le sucedió a IAG, pesan en contra las coberturas de combustible en un contexto de descenso del precio del petróleo y flota paralizada. Solo esta partida arrastra con 950 millones el resultado neto.

El consejero delegado, Carsten Spohr, ha señalado esta mañana que es imposible realizar una previsión para el resto del ejercicio, máxime cuando se desconoce cómo se comportará la demanda en la gradual vuelta del sector a los cielos, aunque Spohr prevé lentitud en la recuperación, y si habrá, o no, importantes rebrotes de la Covid-19.

Grupo Lufthansa contaba con 4.300 millones de liquidez a 31 de marzo, pero el conglomerado consume 800 millones de caja al mes

La urgente reestructuración, insiste el gigante alemán, es necesaria y será de gran alcance para asegurar la supervivencia de las filiales. Brussels Airlines planea reducir su flota en un 30% y recortará un 25% la plantilla. El ajuste de capacidad en Austrian Airlines será drástico, con la renuncia a un 20% de la flota y una rebaja también del 20% en personal. Las direcciones de Lufthansa, Eurowings y Swiss también negocian recortes. Por el momento, se han reducido las jornadas de 87.000 empleados.

El CEO Spohr ya avanzó en la reciente junta de accionistas que el excedente de empleados alcanza las 9.000 personas, mientras se negocia con los fabricantes el aplazamiento en la entrada de aviones y podrían venderse negocios no estratégicos.

La compañía que engloba a Lufthansa, Eurowings, Swiss Austrian Airlines y Brussels Airlines contaba con 4.300 millones de liquidez a 31 de marzo, pero el conglomerado dice estar consumiendo 800 millones de caja al mes. Una sangría a la que se sumará el reembolso de billetes de vuelos cancelados.

El apoyo público garantiza la solvencia

Grupo Lufthansa ha afirmado esta mañana que las ayudas de los diferentes Estados en los que tiene presencia con sus aerolíneas garantizan su solvencia. El Gobierno alemán ha ofrecido a la compañía una inyección de 9.000 millones. Suiza también está respaldando a Swiss.

Excedente de flota

Las aerolíneas de Grupo Lufthansa suman 763 aviones, de los que 700 han permanecido estacionados durante los últimos meses. La previsión es que 300 aviones sigan en tierra en 2021 y 200 continúen sin volar en 2022. Incluso en 2023, para cuando se espera la recuperación del tráfico previo a la pandemia, el Grupo Lufthansa cree que su flota seguirá siendo menor en un centenar de aparatos.

El ebit ajustado de Grupo Lufthansa ha bajado a unas pérdidas de 1.200 millones de euros en un contexto en que las distintas aerolíneas han conseguido reducir hasta un tercio sus costes fijos en el primer mes de pandemia. Los gastos del trimestre cayeron un 6%, hasta los 8.162 millones de euros, una reducción que permitió compensar "solo parcialmente" la bajada de ingresos. La publicación de estos resultados, prevista inicialmente para el 30 de abril, fue aplazada con el fin de recoger los efectos de la actual situación crítica. Los ingresos del holding han caído un 18%, hasta los 6.441 millones

Grupo Lufthansa espera alcanzar un 40% de su programación previa a la crisis el próximo mes de septiembre. En este mes de junio la compañía intenta alcanzar las 2.000 conexiones semanales a más de 130 destinos de todo el mundo. Esto implica operar en el 70% de los destinos de larga distancia y el 90% de las rutas de corta distancia.

En el primer trimestre las aerolíneas de Grupo Lufthansa transportaron a 21,8 millones de pasajeros, con una caída del 26,1%. El factor de ocupación se resintió en 4,7 puntos, bajando al 73,3%. Ya en abril, la disminución en el volumen de viajeros fue del 98%, atendiéndose solo a 241.000, mientras la oferta de asientos descendió un 96%.

Normas
Entra en El País para participar