La junta de Euskaltel respalda su plan de crecimiento por toda España

Reparto de un dividendo complementario de 0,17 euros por acción

Imagen de la junta celebrada en la sede de Euskaltel en Derio (Bizkaia)
Imagen de la junta celebrada en la sede de Euskaltel en Derio (Bizkaia)

En 24 minutos, Euskaltel ha solventado la junta de accionistas celebrada este martes en su sede de Derio (Bizkaia) con la asistencia de 14 inversores. Con un quorum del 87 %, todos los puntos del orden del día fueron respaldados, entre ellos el programa de retribuciones del consejo de administración y del equipo directivo.

La operadora de telecomunicaciones ha protagonizado durante esta jornada una de las mayores subidas en Bolsa, con incrementos de la cotización por encima del 6 % y con el valor superando el nivel de los ocho euros.

La junta también dio el visto bueno al reparto de un dividendo complementario de 0,17 euros por acción que totalizará una retribución de 0,31 euros en 2020. A este apartado ha destinado 55 millones (el 88,70 % del resultado de 2019). 

La reunión, transmitida por vía telemática, la pilotaron el presidente Xabier Iturbe, el consejero delegado José Miguel García y el secretario del consejo de administración José Ortiz. El resto de los consejeros se sentaron por separado en la sala de reuniones en la sede de la operadora.

El encuentro trasladó el apoyo de los accionistas al plan de crecimiento de Euskaltel en toda España a través de la marca Virgin Telco. García, que cumple un año al frente de la empresa, destacó que se ha dado un cambio de rumbo a la compañía, tras ejercicios anteriores con menos ingresos.

El ejecutivo calificó la oferta de Virgin Telco como "flexible", lo que permite al cliente "contratar lo que necesita y ahorrarse" los servicios que no quiere. García mantiene los objetivos a 2025 de esta expansión. Entre ellos, duplicar la actual base de clientes en telefonía fija y superar los 1,5 millones de abonados. Otra meta también pasa por duplicar los ingresos, hasta 1.300 millones (el 40 % aportados por Virgin Telco), y con un incremento del Ebitda (beneficio bruto de explotación) del 40 %, por encima de los 500 millones.

Euskaltel reduce de trece a once los miembros del consejo. Y separa las funciones de las comisiones de nombramientos y retribuciones, además de reelegir como auditor a Kpmg. La remuneración máxima al consejo queda fijada en 4,5 millones al año. Y el plan de incentivos al equipo directivo, durante estos dos próximos años, fija la retribución en acciones del 4 % del valor que hayan generado para la compañía. Todos estos puntos aprobados en menos de media hora.

Normas
Entra en El País para participar