KKR y Cinven preparan una opa sobre MásMóvil por 3.000 millones

Apuestan por la exclusión de Bolsa y apuntan a futuras operaciones de concentración

Ofrecerían algo más de 22 euros por acción, un 17,5% por encima del precio de cierre del viernes

KKR y Cinven preparan una opa sobre MásMóvil por 3.000 millones

MásMóvil está en el punto de vista del mercado para una posible opa. Así, KKR y Cinven preparan una oferta sobre la compañía, según adelanta este domingo El Confidencial. Fuentes cercanas a los grupos de inversión confirman a Cinco Días que estaban trabajando en una opa para excluir de Bolsa a la compañía.

Estas fuenten creen que el mercado no está reflejando el verdadero valor de MásMóvil, junto con su potencial y perspectivas de crecimiento. En su opinión, excluir a la compañía de Bolsa permitirá recortar costes innecesarios, apalancarla con más deuda, y aumentar su valor de cara, bien al crecimiento en solitario o bien a una operación de consolidación futura. La oferta se haría pública en las próximas horas.

Fuentes del mercado señalan a este periódico que estos grupos de inversión ofrecerían algo más de 22 euros por acción, cifra que implicaría una prima próxima al 17,5%, con respecto al precio de cierre de los títulos en la sesión del viernes. Con este precio, MásMóvil se valoraría en algo menos de 3.000 millones de euros. De esta forma, sería una de las mayores operaciones corporativas del año en el mercado español y en el conjunto del sector de las telecos en Europa.

A la cifra habría que sumar la deuda de la operadora, que al cierre del primer trimestre era de 1.845 millones, con un ratio de apalancamiento de 3,2 veces el ebitda (el objetivo de la compañía, antes de esta operación, pasava por es situarlo por debajo de 2,6 veces a final de 2021). Ahora, el objetivo de este grupo de inversores es situar la deuda en el entorno de los 2.000 millones, con un ratio de cuatro veces.

Las acciones de la compañía se han disparado un 54% desde finales de marzo pasado. Entre el miércoles y el viernes, subieron en torno a un 9%, hasta cerrar en 18,72 euros, que otorgan a la teleco una capitalización bursátil cercana a 2.400 millones de euros. Eso sí, están por debajo de los 20 euros a los que cotizó a principios de maroo, tras anunciar resultados, o de los 24 euros a los que llegó a cotizar en octubre del pasado año.

Entre las entidades participantes, según fuentes del mercado, figura BNP Paribas, como financiadora de los grupos compradores. Previsiblemente, también participarán Barclays y Morgan Stanley. En relación a la normativa de blindaje anti opa para grupos extranjeros, aprobada al principio del estado de alarma, no aplicaría, puesto que ambas partes habrían empezado a negociar antes.

Fuentes oficiales de MásMóvil no quisieron hacer comentarios a este periódico sobre la operación.

Al grupo de inversores podrían unirse otras firmas como Blackstone y la propia Providence, accionista de la propia MásMóvil desde el año 2016 (actualmente posee algo más del 9% del capital), a la que ayudó a ejecutar operaciones como las compras de Yoigo y Pepephone. En la transacción, contarían con el respaldo de la cúpula directiva y de la mayoría de los grandes accionistas de MásMóvil, presentes en el consejo de administración. Entre ellos destacan la familia Ybarra Careaga, propietarios de un 13% del capital, y de la familia Domínguez, dueños de Mayoral, que poseen un 8%.

Ambas familias, que apostaron con fuerza por MásMóvil en la ampliación de capital realizada en 2016 para financiar la compra de Yoigo, clave en el crecimiento de la compañía, han aumentado ligeramente su participación.

El posicionamiento de estos grupos en MásMóvil vendría determinada por las perspectivas de crecimiento de la teleco en un momento de fuertes cambios, especialmente por el agravamiento de la crisis económica derivada del contagio del coronavirus Covid-19. Una situación que va a impulsar un crecimiento del segmento del bajo coste. Pese a esta situación, MásMóvil mantiene unas previsiones de fuerte crecimiento, que pasan por alcanzar un ebitda de hasta 570 millones en 2020 y entre 670 y 700 millones en 2021. De hecho, en la presentación de las cuentas del primer trimestre, a mediados de mayo, confirmó su guidance.

La teleco está en proceso de compra de Lycamobile España por 370 millones de euros, la segunda mayor adquisición de su historia tras Yoigo, y está a la espera de recibir el visto bueno de la CNMC, retrasado por el estado de alarma decretado para luchar contra el Covid. La operación aportará a MásMóvil un ebitda de 75 millones.

La situación del mercado va a ser más favorable en los próximos tiempos a las operaciones inorgánicas. La sentencia judicial de los Tribunales de la UE de la semana pasada fallando contra el veto de la Comisión Europea a la fusión de O2, filial británica de Telefónica, con su competidor Three, porque reducía el número de operadores de red, ha abierto un nuevo escenario para fusiones entre operadores en los distintos países europeos.

MásMóvil mantiene distintas operaciones de crecimiento. Por un lado, entró el pasado año en Portugal de la mano de su accionista Inveready, con la compra de Cabonitel, compañía holding controlada hasta entonces, precisamente por KKR. Cabonitel es propietaria de la operadoras Nowo, Oni y Cabolink.

Por otro lado, MásMóvil ha lanzado Guuk Telecom, para hacerse fuerte en el norte de España, especialmente en el mercado vasco.

A su vez, KKR ya tiene presencia en el sector de las telecomunicaciones en España. La firma de inversión posee un 40% del capital de Telxius, filial de infraestructuras de Telefónica, en la que también está presente, con casi un 10% de las acciones, Pontegadea, el grupo de inversión de Amancio Ortega.

Moody's reitera el rating B1 con perspectiva estable

La agencia Moody’s ha reiterado hoy el rating B1 de MásMóvil, con perspectiva estable, indicando refleja la calidad de su dirección, así como del éxito en la ejecución de la estrategia de operador alternativo, desde su irrupción en 2006. La firma ha destacado el crecimiento en el negocio fijo y el móvil, así como en la estrategia inteligente con precios no disruptivos, que han llevado a la operadora a tomar ventaja en un mercado polarizado entre el low cost y el premium.

De igual forma, Moody’s destaca la posición de MásMóvil como cuarto operador en el mercado español con su escala moderada y unos ingresos de 1.700 millones de euros; así como con su trayectoria de crecimiento con adquisiciones financiadas con deuda.

“La perspectiva estable refleja nuestras expectativas de que MásMóvil reducirá su apalancamiento y se mantendrá dentro de esta categoría de rating durante 2021, conducida por el crecimiento del ebitda, mientras que el margen de ebitda ajustado de Moody’s mejorará la tendencia hacia el 30% durante los próximos dos años.

Normas
Entra en El País para participar