Covid-19

S&P advierte que la remontada de los aeropuertos será más dura y prolongada de lo previsto

La menor demanda de viajes, aerolíneas debilitadas y la previsible caída del viaje de negocios juegan en contra

Viajeros llegan al aeropuerto de Madrid-Barajas
Viajeros llegan al aeropuerto de Madrid-Barajas

El lastre del Covid-19 en la actividad aeroportuaria va a ser más pesado de lo previsto, según ha señalado S&P Global Ratings a través de un nuevo informe sobre el sector. “Ahora estimamos que el volumen global de pasajeros disminuirá entre un 50% y un 55% en 2020 en comparación con 2019, un descenso mucho mayor de lo que habíamos anticipado en marzo", afirma la analista Julyana Yokota, "esperamos que el número de viajeros se mantenga por debajo de los niveles previos a la pandemia hasta 2023".

Los aeropuertos, afirman los analistas de S&P, competirán con mayor capacidad excedentaria en un tablero de juego con menos aerolíneas y más débiles. Un cóctel que amenaza con presionar los ingresos aeronáuticos, con un peso superior al 50% entre la práctica totalidad del sector.

S&P Global Ratings habla de una lenta y larga recuperación de los aeropuertos de todo el mundo tras el paso de la pandemia. La remontada para el sector sería ahora más costosa que la efectuada tras el atentado terrorista del 11S en Nueva York, la epidemia del SARS en 2003 o la reciente crisis financiera. La entidad ha rebajado la calificación crediticia de 11 operadores desde el pasado marzo y ha puesto en perspectiva negativa a 128 emisiones u operaciones de deuda relacionadas con estas infraestructuras.

La agencia prevé una caída del tráfico aéreo del 50% al 55% en 2020, y que los niveles de 2019 no se recuperen hasta 2023

La agencia subraya el riesgo de deterioro de la solidez financiera, ante la duración de las actuales restricciones al transporte aéreo y la esperada caída tanto de la demanda de viajes como de la capacidad ofertada por las aerolíneas. En este caso la diversificación del negocio de los aeropuertos apenas ofrece beneficios, viéndose tan presionados los ingresos aeronáuticos del sector como los comerciales.

Riesgo de liquidez

El informe resalta la quema de efectivo por parte de los operadores al tiempo que tratan de garantizarse nueva liquidez e incrementan sus costes financieros. Al respecto, la analista Tasnia Tsoneva señala que no es improbable asistir a tensiones con los acreedores. “En EMEA, los principales aeropuertos nacionales tienen aún cómodo acceso a la financiación. Sin embargo, los aeropuertos regionales o secundarios pueden tener dificultades”.

La calidad crediticia de los aeropuertos, recuerda el informe, tiene mayor resistencia que la de las aerolíneas, pero en esta ocasión pesa en contra la estructura de costes fijos de las infraestructuras.

S&P llama la atención sobre un posible cambio cultural que primaría la reunión telemática sobre el viaje de negocios, segmento de mayor rentabilidad para las aerolíneas. El documento resalta el caso de China, donde el tráfico doméstico actual representa entre un 40% y un 50% del volumen gestionado en 2019, y se han recortado drásticamente los vuelos internacionales ante las restricciones impuestas en la mayor parte del mundo.

Normas
Entra en El País para participar