Bernardo Kanahuati (Bayer): “Hoy más que nunca vemos la necesidad de reforzar la sanidad”

El directivo del gigante alemán llama al Gobierno a establecer una hoja de ruta para la reconstrucción y la inversión en salud 

Bernardo Kanahuati.
Bernardo Kanahuati.

Bayer presentó ayer resultados anuales de 2019 en España, que alcanzaron los 693 millones de euros en ventas, con un 3,3% de crecimiento. La división agrícola del gigante químico y farmacéutico aumentó especialmente su facturación, un 7,1%, tras la integración de Monsanto. El ingeniero Bernardo Kanahuati (Ciudad de México, 1973), presidente de la filial ibérica desde hace dos años, asegura que ha sido un año de crecimiento “consistente”.

¿Cuánto ha aportado la compra de Monsanto?

2019 fue el primer año completo con el negocio de Monsanto, que alcanzó los 225 millones. Hemos hecho una gran labor en el lanzamiento de productos biológicos.

Bayer ha recibido miles de demandas en el mundo por el herbicida RoundUp de Monsanto, al que se la achaca la aparición de tumores. ¿Hay alguna demanda por el glifosato en España?

El número más importante de denuncias por el glifosato lo tenemos en EE UU. Estamos en un proceso de mediación global a través de Ken Feinberg. Vemos avances y no puedo divulgar nada. Pero en España no hay demanda hasta lo que yo sé.

¿La mediación no supone aceptar la culpabilidad si hay indemnización?

No lo veo así. La mediación es un proceso en el que las partes exponen sus puntos y, si se llega a un acuerdo, que sea conveniente para ambas partes.

Si Bayer está totalmente convencida de que no hay problemas con el glifosato no tiene ni que mediar ni que indemnizar.

Desde el inicio nosotros hemos mantenido nuestra plena confianza en la seguridad del producto. Hay cientos de estudios que avalan su seguridad. Lo importante a destacar es que no es únicamente Bayer quien lo dice, sino varias agencias sanitarias, europeas y estadounidenses, que han confirmado la segura utilización del producto de acuerdo a las especificaciones.

Entiendo que después de la mediación acaban las demandas.

El objetivo de la mediación es llegar a un acuerdo que sea financieramente razonable para Bayer y que también proteja de posibles futuras demandas.

Bayer informó a nivel global de que la pandemia de Covid-19 ha mejorado las ventas por el acopio de algunos medicamentos. ¿Qué tipo de productos de Bayer han sido más consumidos?

Me encantaría saberlo, pero no puedo especular sobre lo ocurrido en España. En la industria en general, todo lo que son terapias crónicas de pacientes que de forma regular asisten a comprar su medicamento, en algunos casos pudieron verse impulsados a comprar dos o tres meses de tratamiento para protegerse de un posible desabastecimiento. A nivel industrial, estuvimos en contacto con las autoridades sanitarias para evitar una sobredemanda y que el mercado pudiera contar con abastecimiento regular. La preocupación para obtener sus medicamentos es una razón humana, la clave fue la comunicación con la Agencia del Medicamento (Aemps) para prevenir esas situaciones.

Ustedes tienen tres fábricas en España. ¿Ha afectado la pandemia a la producción?

Tuvimos desde el principio la clara intención de primar la seguridad y la salud de los empleados. Luego nos dedicamos a asegurar la producción y distribución de los medicamentos y en particular tanto en Alcalá de Henares (Madrid) como en La Felguera (Asturias) tuvimos operaciones ininterrumpidas sin desabasto. Tuvimos que racionalizar la actividad en algún momento para proteger a los empleados, pero en todo momento fuimos capaces de cumplir nuestros compromisos.

¿Cómo participa Bayer en la investigación sobre el coronavirus?

Hay un medicamento del que se ha hablado mucho, la cloroquina, de Bayer a nivel global y que hemos puesto a disposición de varias autoridades sanitarias. Se sospecha, pero no hay evidencia científica suficiente, que podría tener un efecto positivo. Por otro lado, algún estudio incluye un interferón nuestro, Betaferón, para la esclerosis múltiple, que podría tener un impacto positivo como terapia.

¿Cuándo habrá resultados de esta I+D?

No podemos especular. Lo que sabemos es que para desarrollar este tipo de productos, en especial si es una vacuna, es un proceso que lleva años. Lo que normalmente lleva ocho o diez años, estamos tratando de hacerlo en meses y eso conlleva una complejidad muy alta. Lo que se espera es que el próximo año la industria tenga un producto que haya pasado por todas las etapas regulatorias necesarias.

¿Cuáles van a ser los próximos motores de futuro para Bayer?

En el área cardiovascular, Xarelto seguirá siendo un motor importante de crecimiento. Además, tenemos productos que se van a añadir, que están en última fase de desarrollo. Uno de ellos es Vericiguat, para la insuficiencia cardiaca de alto riesgo, con una prevalencia a nivel mundial de más de 60 millones de personas. También tenemos Finerenone, para el tratamiento de pacientes con enfermedad renal crónica. En el área oncológica hay novedades importantes, ya que Vitrakvi fue el primer producto aprobado para una indicación agnóstica, es decir, que no estaba ligada a ningún tumor en particular, ya que trata varios tipos de tumores cuando se localiza una alteración genética. El producto ya pasó el proceso en la Agencia Europa del Medicamento y esperamos que en España el proceso sea rápido y podamos ofrecérselo a los pacientes.

De todos esos medicamentos, ¿hay alguno que pueda ser un blockbuster para Bayer?

En el área de oncología tenemos también un medicamento recientemente aprobado para cáncer de próstata, Nubeqa, que me imagino que va a tener un beneficio mayor para un mayor número de pacientes.

Con el gasto sanitario sobrevenido por la pandemia, ¿qué ha ocurrido en las últimas semanas respecto a la negociación para obtener precios de esos nuevos medicamentos?

Dadas las circunstancias, esperamos que siga el curso normal. Estamos en contacto con Sanidad. Estamos en discusiones. Tenemos una clara intención como industria junto a las autoridades de diseñar una hoja de ruta para los próximos años que nos permita colaborar en la reconstrucción económica del país y también el poner en la justa balanza el acceso a la innovación, la velocidad de llegar al mercado y que esto permita que los pacientes españoles al igual que otros en Europa tengan acceso a estos medicamentos sin mucha diferencia de tiempo, porque un español debería recibir los mismos medicamentos innovadores a la vez que un francés, un alemán o italiano.

Algo que no ocurre.

En general no es el caso.

¿Cómo vería un ajuste de Sanidad del precio de los medicamentos por el incremento de gasto?

La situación por la que atravesamos es claramente una situación delicada, hemos entendido que la prioridad debe ser reforzar el sistema sanitario. Es importante recordar que también hay que seguir trayendo la innovación a los españoles de forma rápida y que las inversiones en I+D sigan potenciándose. El papel que juega España en I+D en Europa es esencial y creo que hoy más que nunca vemos la necesidad de reforzar este sistema sanitario, esta inversión y todo lo que hacemos como industria en el sector salud. Espero que juntos podamos trazar una hoja de ruta y diseñar un plan que permita hacer mucho más fuerte el sistema y que los españoles puedan tener acceso a los medicamentos innovadores lo antes posible.

Normas
Entra en El País para participar