El Thyssen abre sus puertas virtuales para grupos por 600 euros

El museo, que reanuda su actividad el 6 de junio junto al Prado y al Reina Sofía, organiza recorridos a la carta y con guía profesional para grupos de 25 personas

'La Plaza de San Marcos en Venecia', de Canaletto.
'La Plaza de San Marcos en Venecia', de Canaletto.

El estado de alarma le ha servido al Museo Nacional Thyssen Bornemisza para descubrir todas las posibilidades que ofrece la tecnología y mostrar las obras de arte que se exhiben en la pinacoteca. Durante más de dos meses, y a pesar de estar con las puertas cerradas debido a la pandemia desde el pasado 12 de marzo, el museo se ha seguido mostrando al mundo a través de la página web y de una intensa actividad en las redes sociales, que les han servido de soporte para organizar visitas virtuales a las exposiciones y a la colección permanente, así como para la difusión de vídeos, cursos, conferencias o listas de reproducción musicales emitidos en directo. A pesar de que la actividad digital ya era una prioridad para la institución, tal y como señaló este miércoles el gerente, Evelio Acevedo, esta se mantendrá e intensificará en el futuro.

En esta nueva realidad, el Thyssen, que abrirá sus puertas el próximo 6 de junio, a la vez que el Museo del Prado y del Reina Sofía, organizará visitas guiadas online y en directo, explicadas por una guía especializada. Se trata de un recorrido por las obras maestras de la colección, aunque el itinerario se hará a la carta. “Es una experiencia más rica que la visita física, porque no es un producto enlatado, y abre la posibilidad de seguir visitando el museo”, explicó Acevedo durante la presentación telemática.

En su opinión, la tecnología permite abrir el abanico de posibilidades y preparar visitas para empresas o para grupos. “Tiene la ventaja de que es flexible y se adapta a muchos formatos y temáticas”, detalló. De hecho, las visitas están pensadas para grupos de hasta 25 personas, que se presentan a través de la plataforma Meet, tienen una duración de 50 minutos y un precio de 600 euros.

El proyecto, según detalló Teresa de la Vega, guía del Thyssen, se ha desarrollado en los dos últimos meses y medio, con la finalidad de poder vivir el arte desde la distancia, sin perder el contacto y la atención personal, incluyendo recursos que las visitas sobre el terreno no permiten, con documentos, fotografías y macrofotografías o radiografías.

 

Normas
Entra en El País para participar